Una vez más, fracasó en Diputados el intento del bloque de Juntos por el Cambio por quitar la palabra "negligencia" de la Ley de Vacunas, lo que permitiría destrabar la negociación con Pfizer para la llegada de vacunas a la Argentina.

Con 122 votos negativos provenientes del oficialismo y aliados, se negó la posibilidad de volver a discutir el tema en el Congreso, la cual había sido solicitada por la  diputada del Pro por la Ciudad de Buenos Aires Carmen Polledo, quien solicitó un apartamiento, una norma para la que se necesitan dos tercios de la cámara y la cual hubiera permitido tratar el tema sin pasar por las comisiones.

“Esto no es un capricho, tenemos que dejar afuera la campaña y la geopolítica. Créanme que es una experiencia de la más difícil que me toco en mi vida, quiero que entienden que hay chicos que necesitan recibir una vacuna y que la única que pueden recibir es la Pfizer, no es un invento ni es un capricho", dijo la diputada, y agregó:

"Nos estaban pidiendo ayuda y les estaban pidiendo ayuda a ustedes, porque ustedes son el oficialismo y los vamos a acompañar si toman la medida de empatía y humanidad de ayudar a estos chicos. Tengamos un gesto de grandeza para estas 100.000 familias”, en referencia a lo que, según la oposición, son miles de niños y adolescentes de entre 12 y 18 años con enfermedades de base que no podrán ser inocualdos.

“No podemos demorar un segundo más, por eso hoy en la sesión de Diputados pedí tratar un proyecto que presenté para que el Gobierno no tenga ningún escollo legal y compre las vacunas autorizadas para los menores de 18 años”, agregó la diputada nacional y ex ministra de Salud de Mendoza, Claudia Najul, quien fue también vocera de este tema en la Cámara.

"Pedí desde el corazón que acompañemos a estas familias, que no pueden ser más de 100 mil en todo el país, y pedí que la votación fuera nominal para lograr ese acompañamiento. Aun así el oficialismo no quiso pedirle al Poder Ejecutivo con una ley, que haga todo lo posible y les diera una luz de esperanza a estos niños y niñas”, reflexionó.

Sin embargo desde el Frente de Todos, fue Pablo Yedlin, presidente de la Comisión de Acción Social y Salud Pública, el encargado de dar las expliaciones desde el oficialismo, al remarcar que estaban “dispuestos a hacer todo lo que haga falta” para salvaguardar la vida de los argentinos", pero que "no es el momento, el Ejecutivo está en negociaciones con el laboratorio y no vamos a modificar la ley en este momento”.

"El proyecto que hoy se trae a debate, lamentablemente no soluciona el tema y estamos esperando la confirmación del laboratorio", agregó y cerró: “Vamos a cambiarla cuando tengamos las garantías de la industria de que va a vender las vacunas”.