RAWSON (ADNSUR) - La que viene será una semana muy intensa en la vida interna de la Legislatura, cuando regresen las sesiones ordinarias del martes y jueves, en los que una vez más se espera que se pueda tratar el proyecto del gobierno para autorizar la renegociación de la deuda pública con los acreedores externos. Los últimos días mostraron un panorama muy convulsionado tanto dentro del oficialismo como en el mismo PJ, y las declaraciones de legisladores del interbloque no hacen más que confirmar una división ya indisimulable y que fue reflejada por ADNSUR en su columna del último domingo.


Concretamente, hace una semana atrás la diputada Gabriela De Lucía, anticipó una postura que fue confirmada en la mañana de este viernes en declaraciones radiales de la legisladora trelewense Leila Lloyd Jones, en las que expresaron que hay una "movida" en ciernes, que pasa por desbancar a Juan Pais de la presidencia de bloque, porque no se sienten representados. Los cruces entre el arcionismo y este grupo de 9 diputados se viene observando desde el verano, y en las últimas sesiones se hizo muy evidente. Pais responde al mandato de Arcioni dentro de un grupo de 7 diputados, mientras que otros 9 liderados por Ricardo Sastre y Adrián Maderna, tienen una postura crítica y casi opositora. Con estos números, es probable que el bloque oficialista se termine partiendo de una vez para blanquear la división en la próxima semana, con lo cual los bloques pasarían a ser cuatro.


En esta discusión dentro de la alianza oficialista  intervinieron además diputados y dirigentes del justicialismo, y es probable que el bloque del Frente de Todos también pueda sufrir una crisis interna, producto de la postura pública de Carlos Eliceche de apoyar políticamente a Ricardo Sastre para una futura campaña a gobernador, en una sintonía fina con el comodorense Carlos Linares que impulsa el regreso al PJ del vicegobernador y de Maderna. Como se sabe, toda acción genera su reacción, que en este caso no se hizo esperar, y en la vereda de enfrente, salió a cruzarlos con dureza el intendente de la ciudad petrolera, Juan Pablo Luque, posible figura candidateable para 2023 dentro del peronismo. 


Cómo suelde decirse, la Legislatura es la "caja de resonancia" de la política, por lo que todos estos movimientos (exacerbados por las redes sociales y las fotos en la nieve) es probable que tengan su correlato en el equilibrio de fuerzas de la Cámara, aunque primero hay que ver dos cuestiones: la primera es si la movida de destituir a Pais es respaldada por los 9 del interbloque, ya que algunos por lo bajo dicen no compartir esa postura.


La segunda cuestión, es si concretamente va a haber sesión, ya que sigue siendo complejo el panorama con el gremio Apel. Según pudo saber ADNSUR, el acuerdo de palabra con el vicegobernador Ricardo Sastre pasa por introducir modificaciones al reglamento de las sesiones virtuales, que había sido aprobado hace un mes. El planteo del gremio es que se vuelva a incluir a los taquigrafos como personal indispensable, ya que hoy la reforma habilita a sesionar por videoconferencia grabando las sesiones sin su participación. Pero este acuerdo entre el gremio y el presidente de la Cámara -que está plasmado en una reforma de Xenia Gabella- no sería compartido por el resto de los bloques. Si esto se confirma y no es aprobado, es probable que retornen las medidas de fuerza, y no sería descabellado que el tratamiento del reperfilamiento de deuda se deba tratar de manera virtual, una decisión que dependería nada menos que del vicegobernador Sastre.