LAGO PUELO (ADNSUR) - El intendente de la localidad chubutense de Lago Puelo, Raúl Ibarra, podría quedar apartado del cargo que ejerce desde diciembre de 2015 por la vigencia de la carta orgánica municipal en la que se declara "usurpador e inhabilitado a perpetuidad" a quien haya ejercido funciones durante "la ruptura del orden constitucional", situación en la que queda incluido porque fue jefe comunal durante la última dictadura.

"Yo no voy a renunciar al cargo y seguiré adelante con mi función hasta que lo decida el Superior Tribunal de Justicia del Chubut", aseguró ayer martes el intendente de esa localidad de la cordillera del Chubut con algo más de 13.000 habitantes.


La Carta Orgánica municipal se escribió durante todo el año pasado y luego de correcciones los siete convencionales la pusieron a consideración de la Cámara de Diputados de Chubut, que la aprobó el 21 de marzo pasado.

El artículo 34 expresa que "en caso de ruptura del orden constitucional, cualquiera que ejerciere o hubiere ejercido funciones previstas por esta Carta Orgánica para las autoridades legítimas, será considerado usurpador y quedará inhabilitado a perpetuidad para ocupar cargo o empleo público alguno en el Municipio".

Ibarra fue intendente entre febrero de 1979 y mediados de 1983, en la última dictadura.

La Carta Orgánica fue publicada en el Boletín Oficial Nº 13147 del pasado 11, fecha desde la que se interpreta como vigente, aunque los concejales debieron suspender ayer la ceremonia de juramento al texto tras recibir una cédula de notificación del juez Civil y Comercial Guillermo Fernando Gregorio, que aceptó un recurso de amparo del intendente.

"No podría jurar una Carta Orgánica que me desconoce como legítimo intendente según dicen los que la redactaron" exclamó Ibarra, y aclaró a Télam que "me hago cargo de mi pasado, sé qué hice y jamás destituí al ultimo intendente democrático antes del golpe porque él siguió en el cargo a pesar de ser justicialista y lo dejó mucho tiempo después por un problema de salud".

Ibarra llegó a la intendencial de Lago Puelo en la última elección con la sigla de Cambiemos. El titular del Concejo Deliberante, Julián Cayún, de ese mismo espacio, explicó que "hay que respetar la voluntad popular de quienes votaron a los convencionales que redactaron una Carta Orgánica, pues de lo contrario sería muy poco serio que se dicte una norma y al poco tiempo se la deje de lado".

Para Cayún lo mejor sería que "el intendente deje su cargo y se eviten las dificultades porque al considerarlo usurpador no solo le impedirá ser intendente en el próximo período sino que todos sus actos pueden ser puestos en tela de juicio desde ahora, incluida cualquier resolución que firme o cualquier trámite administrativo".

Ibarra aseguró que "la intención es sacarme del camino de cara a las próximas elecciones y me extraña de los radicales porque ellos mismos me fueron a buscar para que los represente y con ellos ganamos la intendencia; les advertí que este tema que ocurrió hace más de 40 años la oposición lo iba a sacar a relucir como pasó, pero lo que nunca me imaginé que ellos mismos lo iban a usar para sacarme".