CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El Gobierno presentó este martes en el Congreso el proyecto de Ley del Presupuesto 2021 en el que se prevé una inflación del 29%, un crecimiento de la economía del 5,5%, un dólar oficial a $102 y un déficit equivalente al 4,5%.

Contempla destinar más del 60% de los recursos a gastos sociales y establece seis ejes a partir de los que se guiará la política de inversión pública, entre los que se destaca, por ser la primera vez que se incluye, la “perspectiva de género”.

Horas antes de la presentación oficial, Alberto Fernández anticipó durante un acto en San Juan que el objetivo de la iniciativa será “mejorar la producción y crear trabajo”.

La iniciativa busca “impulsar la recuperación económica con un esquema de política fiscal expansiva y un Estado que cumple un rol fundamental para proteger a los sectores más vulnerables, incentivar el mercado interno y potenciar un crecimiento de la producción y de las exportaciones”. En materia fiscal, señala: “Requerirá de esfuerzo consistente para lograr un equilibrio compatible con un crecimiento inclusivo”.

El Gobierno dijo que busca “construir un modelo de desarrollo sustentable en términos económicos, sociales y políticos que reúna en simultáneo cinco condiciones estructurales: inclusión, dinamismo, estabilidad, federalismo y soberanía”, informó TN.

El proyecto prevé un déficit primario de 4,5% del PBI que se cubre en un 40% con deuda en pesos y en un 60% con emisión monetaria del BCRA. Apunta a “garantizar una recuperación sostenible de la actividad y el empleo y un fortalecimiento de la inversión pública en áreas estratégicas”. 

Estima que los ingresos públicos mostrarán una recuperación robusta que ofrece un piso elevado para la recaudación tributaria a nivel nacional. “La Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva fue central para que en este 2021 podamos contar con los recursos necesarios para impulsar la actividad y el empleo”, asegura.

Proyecta que el gasto primario real crecerá respecto a 2020 sin las erogaciones extraordinarias por COVID-19 (+7,6% interanual en términos reales) y respecto a 2019 (+10,1%).

El proyecto de Ley contiene prioridades estratégicas como la reactivación productiva, la generación de empleo, el apuntalamiento de las capacidades de innovación, el fortalecimiento de la educación y la salud. Además, por primera vez incorpora la perspectiva género y diversidad.

En el proyecto de Ley, el Gobierno estableció seis ejes a partir de los que se guiará la política de inversión pública.

Infraestructura productiva y social. Contempla duplicar la inversión real respecto a 2019: proyecta que se destinarán $835.000 millones o 2,2% del PBI.

Innovación y Desarrollo. “Será crucial apoyar financieramente a nuestras empresas en esta etapa de recuperación y de un necesario cambio estructural, especialmente de todo el entramado PyMe. Recuperaremos el valor de nuestro sistema científico tecnológico”, indica la iniciativa. Prevé incrementar en 160% la inversión real en innovación y desarrollo respecto a 2019, a partir de un gasto proyectado en $187.000 millones o 0,5% del PBI.

Salud Pública. Prevé un plan de inversiones integral que incluirá el financiamiento de la vacuna contra el COVID-19. En 2021 se incrementará en 49% la inversión real en Salud Pública respecto a 2019, a partir de un gasto proyectado en $199.000 millones o 0,5% del PBI.

Educación y Conectividad. Prevé aumentar 11% la inversión real en Educación y Conectividad respecto a 2019, a partir de un gasto proyectado en $483.000 millones o 1,3% del PBI. Además, la iniciativa apunta a volver a cumplir la Ley de Financiamiento Educativo, que busca llevar la inversión en educación nacional y provincial al 6% del PBI.

Inclusión social activa. “Recuperar la movilidad social ascendente es un mandato de este Gobierno”, señala el proyecto. En ese sentido, prevé incrementar 49,5% la inversión real en Inclusión Social Activa respecto a 2019, a partir de un gasto proyectado en $270.000 millones o 0,7% del PBI.

Género y Diversidad. Es la primera vez que se contempla en un proyecto de presupuesto. El Gobierno prevé incrementar en casi 1350% la inversión real en Género y Diversidad respecto a 2019, proyectada en $6.205 millones.