CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Luego de que la Corte Suprema indicara que el primer juicio oral a Cristina Kirchner podría empezar el próximo martes, el Gobierno aseguró que no hubo ningún tipo de presiones a este Poder.

"No hubo ningún operador judicial", aseguró el ministro de Justicia Germán Garavano en conferencia de prensa, acompañado por el presidente provisional del Senado Federico Pinedo (PRO).