CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, anunció en la tarde de este jueves en la Casa de Gobierno un paquete de medidas para generar una mayor oferta de dólares en el último trimestre del año y garantizar así la estabilidad cambiaria. La mayoría apunta a impulsar las exportaciones de los sectores agropecuario, industrial, petrolero y minero, mediante rebaja de retenciones y aumento en los reintegros.

Guzmán indicó que la economía mostró en septiembre la primera suba real en la recaudación tributaria del año, recordó la importancia del proyecto del presupuesto 2021 y dijo que las medidas anunciadas buscarán promover las exportaciones y el desarrollo de importantes sectores como el de la economía del conocimiento y de la construcción. Además, reveló que el Banco Central adoptó una serie de medidas para “armonizar” las diferentes tasas de interés, de modo tal que el crédito pueda canalizarse hacia el sector privado.

Acompañaron a Guzmán en el anuncio sus pares de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y de Agroindustria, Luis Basterra. Por el sector privado, fueron invitados los titulares de la UIA, Miguel Acevedo, de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco); Iván Szczech; de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM), Alberto Carlocchia; y de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires y portavoz del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA), Jose Martins.

También participaron de la reunión el presidente de la Cámara de la Industria Aceitera Argentina (Ciara), Gustavo Idígoras, el coordinador de la Mesa de las Carnes, Dardo Chiesa; el vicepresidente Pyme de la UIA, Miguel Angel Rodríguez, y el secretario de la central fabril, David Uriburu.

Las medidas

Para el sector agroindustrial: compensación y estímulo a pequeños productores de soja y cooperativas. Inversión pública de hasta $11.550 millones para el sector. 

Esquema de derechos de exportación para el complejo sojero: se reducen las alícuotas de forma transitoria tanto para las ventas al exterior de grano de soja como para sus principales derivados.

Para el sector industrial: se modifica el esquema de derechos y reintegros a la exportación para incentivar la producción con alto valor agregado; fomentar la industria argentina y el empleo de calidad; diversificar y complejizar la canasta exportadora; baja de los derechos de exportación de los bienes finales industriales a 0% y de los insumos elaborados industriales al 3%. En el caso de automotriz, la baja al 0% de bienes finales es solo para las exportaciones automotrices incrementales extra Mercosur.

Se sube además el piso de reintegros a la exportación en función del valor agregado: suba de los bienes finales industriales a 7% y de los insumos elaborados industriales a 5%.

Para el sector minero: reglamentación de la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva que estableció un tope del 8% para los derechos de exportación de los metales.

Para la industria de la construcción: Se trabaja en los siguientes proyectos de Ley: beneficios impositivos para estimular la inversión en proyectos nuevos; bienes personales (exención durante tres años sobre los activos financieros que se apliquen a nuevas construcciones) e Impuesto a las Ganancias, difiriéndose el pago sobre las Transferencias de Inmuebles correspondiente al aporte de un inmueble (por ejemplo, un terreno) a un proyecto de construcción hasta el momento de finalizada o cobrada la obra.

Se anunció además la creación de Fondo Fiduciario de Cobertura y Promoción para brindar sustentabilidad al sistema de Crédito Hipotecario. El fondo será autosustentable, se financia con aportes de las entidades financieras y con una porción de la cuota del crédito. Será administrado por la Agencia Hipotecaria Argentina, que se crea con el objetivo de promover el Crédito Hipotecario Bancario y movilizar el ahorro nacional, profundizando el mercado financiero en pesos.

Lanzamiento de planes exportadores y ahorro de divisas: para sectores específicos con potencial exportador y con posibilidades de sustituir importaciones que permita ahorrar divisas y generar empleo. Entre los sectores se destacan carnes, vinos, economía del conocimiento, automotriz, petróleo y gas, foresto industrial, textil, calzado, minería y metalmecánica.