En un contexto de dificultades en la fabricación y distribución de las vacuas contra el coronavirus, y con una campaña de vacunación sobreviviendo día a día en el país, el Gobierno le propuso a Reino Unido fabricar la totalidad de las dosis del compuesto Oxford-AstraZeneca en el ámbito local.

La ministra de Salud Carla Vizzotti fue la encargada de hacer llegar la idea al embajador británico en el país, Mark Kent, durante un encuentro en la embajada del cual también participó su número 2 Cecilia Nicolini.

Ambas funcionarias comunicaron al representante de la nación insular que la Argentina ya fabrica el principio activo de la inyección y le garantizaron que el país cuenta con la tecnología suficiente para fabricar la vacuna completa.

Tanto VIzzotti como Nicolini remarcaron que los laboratorios locales están cumpliendo en tiempo y forma con la fabricación del mencionado principio activo en el marco del acuerdo alcanzado con AstraZeneca y México, donde se envasan los compuestos, y que existe la posibilidad de ampliar las responsabilidades en la cadena de producción.

Si bien Kent aún no dio una respuesta concreta, el embajador se comprometió a seguir las conversaciones, y ahora el diálogo será de Estado a Estado.