Ante la inminencia de unas elecciones legislativas que serán claves para el futuro del proyecto político del Gobierno en un contexto de cercanía a la salida de la pandemia, desde Casa Rosada evalúan cambios en el Gabinete para oxigenar la gestión y "apuntalar la estrategia electoral".

Conocidas las críticas de Cristina Kirchner a los "funcionarios que no funcionan", desde Balcarce 50 se apunta a modificaciones centradas en motivos políticos, de gestión, y estrategia electoral, basadas, según consigna Infobae, en una necesidad de "oxigenación" de la gestión, un proceso que en el Gobierno consideran "natural".

Si bien aún no se conocen los nombres de los posibles nuevos funcionarios, se descarta que Santiago Cafiero, Jefe de Gabinete de la Nación, es uno de los que se mantendrá en su cargo.

“Los que dicen que se va como candidato son los mismos que están buscando hacerle daño desde el principio. No va a pasar”, afirmaron fuentes de la Jefatura en diálogo con el medio.

En ese sentido, se aclara que "sea cual sea el resultado de estas elecciones, la oposición va a usar el Congreso con mucha fuerza durante los próximos dos años, para posicionarse y atacar. Aunque tengamos figuras importantes, como Cristina, Máximo y Sergio, vamos a necesitar más pesos fuertes en el recinto”.

“No es un castigo ser candidato, puede ser el premio de un posicionamiento para 2023”, aclaran.

Desde el lado de Cristina Kirchner, sin embargo, insisten en que los posibles cambios se deben al funcionamiento de algunos ministros, volviendo a poner en escena la ya famosa frase de la vicepresidenta.

“Si Alberto supone que va a ganar las elecciones, va a hacer cambios después. Si sabe que pierde, lo va a hacer antes”, analizan fuentes cercanas al presidente en diálogo con Infobae.

“No puede cambiar el gabinete después de perder las elecciones, porque van a ser ministros que asumen débiles, hijos de la derrota. En cambio, si gana y modifica, da un mensaje de reimpulso y aire al Gobierno”, añaden.

En ese sentido, uno de los ministros cercanos a Casa Rosada admite que "se habla, sí, y hay algunos nombres dando vueltas. No sabemos cuándo ni quiénes, pero va a pasar”.

Con información de Infobae.