CAPITAL FEDERAL - El Gobierno no renovará el programa a través del cual jubilados, pensionados y beneficiarios de programas sociales podían recibir el reintegro del IVA de parte de las compras que hicieran con tarjetas de débito.

El Gobierno eliminó el reintegro del IVA para jubilados Foto: La Nación

Según explicaron desde el Ministerio de Hacienda, la medida no se debe a una necesidad de ajustar gastos o aumentar recaudación, sino con que era un programa "ineficiente" que no cumplía con el objetivo de aumentar la formalización.

Tal como consigna La Nación, el programa había sido promulgado por el presidente Mauricio Macri en junio de 2016 y disponía un reintegro del 15% del IVA de las compras que realizaran jubilados, pensionados y beneficiarios de planes sociales nacionales con tarjetas de débito.

El tope del beneficio era de $300, monto que se mantuvo congelado desde entonces.

Sobre un total de 7,5 millones de potenciales beneficiarios, sólo un 16% (alrededor 1,2 millones de personas) hacían uso del beneficio y los reintegros promedio registrados eran sustancialmente menores a los permitidos en el marco de la ley, explicaron desde Hacienda y agregaron que "el programa era transitorio y tenía el doble objetivo de fomentar la formalidad mediante el uso de la tarjeta de débito -que implica que el gasto entra en un circuito formal- y aumentar el monto efectivo de los beneficios provistos por el Gobierno".

El programa tenía una partida de dinero asignada en el Presupuesto 2019 de $3141 millones que será utilizada para desarrollar otras iniciativas que aborden de una manera más eficiente el objetivo de la formalización financiera, indicaron desde Economía al diario La Nación, aunque no detallaron cuáles son las medidas que están desarrollando ni cuándo podrían darse a conocer.

Desde ANSES indicaron que Hacienda es quien debe disponer de la renovación o no del programa.

Según anticiparon, están pensando en iniciativas relacionadas con el pago con billetera virtual y otras opciones vinculadas a incentivos otorgados por comercios. Es decir, que la financiación provenga de firmas privadas y no de aportes del Tesoro.

La medida se suma a otra reciente tomada por el Ejecutivo que generó un aumento en la cantidad de jubilados que pagan impuesto a las ganancias.

El Gobierno ya había expuesto el mismo argumento de la "baja eficiencia del programa" cuando, en enero de 2017, eliminó el reintegro del 5% en concepto del IVA

en las compras con tarjeta de débito.

Fuente: La Nación