El horror que transmiten las imágenes que llegan desde Kabul, con miles de personas desesperada por huir de Afganistán ante la irrupción de los talibanes en el poder, también impactó al gobierno argentino, que manifestó formalmente su inquietud por la situación que se vive en el país asiático y pidió que se mantengan abiertos los pasos fronterizos.

“La Republica Argentina sigue con preocupación el desarrollo de los acontecimientos en y hace un llamado a todas las partes a que se abra el diálogo para que la población pueda volver a vivir en paz”, comienza el comunicado que emitió Cancillería.

El texto reclama “a todos los actores políticos de Afganistán, en particular a aquellos que ejercen el poder, a respetar plenamente las obligaciones internacionales de los Derechos Humanos y del Derecho Internacional Humanitario y a reestablecer de inmediato la seguridad y el orden civil”.

El gobierno argentino expresó su preocupación por la crisis en Afganistán y pidió la apertura de pasos fronterizos

“Mientras persisten circunstancias de transición deben promoverse la apertura de los pasos fronterizos de modo a permitir que aquellos que deseen partir de Afganistán puedan hacerlo y se de paso a la necesaria ayuda humanitaria”, se apunta sobre el final del comunicado.

Este último pedido se destaca porque en ese contexto de crisis política y social hay al menos cuatro ciudadanos argentinos en Kabul, quienes por estas horas intentan abandonar Afganistán. Hasta ayer el gobierno nacional no tenía información de que hubiera compatriotas en ese país, pero esta mañana pudieron confirmar que hay al menos cuatro y por estas horas trabajan para que puedan abandonar la ciudad afgana de manera segura.

Voceros de Cancillería informaron que las personas identificadas son Gilberto Velázquez Franco (ONU), que tiene previsto salir mañana rumbo a Kazajistán. Además hay una pareja que trabaja en una ONG y tiene pasaje comercial mañana a Estambul y por ahora sigue vigente; en ese grupo también está Andrés Arévalo, piloto de una ONG, casado con una brasileña y con quien tiene dos hijos dee sa nacionalidad, que saldría hoy con otros pilotos en un avión privado rumbo a Uzbekistán.