CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) anunció este lunes que trabaja en una nueva nueva fórmula para medir la inflación, la cual si bien todavía no fue confirmada oficialmente, entraría en vigencia una vez finalizado el 2021.

Según explicó el medio Infobae, el organismo que conduce Marco Lavagna busca actualizar la manera en que se mide  la canasta de bienes y servicios que utiliza para realizar las mediciones mensuales de inflación, a través de la cual se intentará “actualizar los hábitos de consumo en un momento determinado”.

De esta manera, plataformas de streaming como Netflix o Spotify podrían incluirse dentro de la categoría Recreación y cultura, e incluso se buscaría recalibrar el peso de productos como los cigarrillos.

Conocida la noticia una fuerte polémica inundó las redes sociales, con usuarios que acusaban al gobierno de intentar manipular las cifras como se hizo durante 2007 y 2015, cuando INDEC fue intervenido por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Sin embargo, desde el Instituto negaron que este sea el objetivo, e incluso se remarcó que una de las responsables de establecer los nuevos métodos de medición será Graciela Bevacqua, quien fuera expulsada del organismo durante el periodo mencionado.

“Las canastas típicamente se actualizan cada 5 o 10 años; la que se usa actualmente tiene 15 años de antigüedad”, justificaron fuentes del organismo a Infobae. Además, descartaron que las modificaciones puedan ser aplicadas este año.

“Por la pandemia de por sí no se puede llevar adelante el cambio. Una vez definida la nueva canasta se necesita como mínimo 9 meses para ‘tomar’ los nuevos precios, y además es mejor hacerlo en una economía un poco más estable y no en un contexto de alta inflación”, explicaron.

Y concluyeron: “Todo índice tiene que poder ser comparable en el tiempo. No hay nada raro en lo que estamos haciendo, es lógico que haya una actualización de la canasta”.

A partir del nuevo método de control los alimentos perderían peso en el muestreo mensual, mientras que transporte y comunicaciones, que en la actualidad representa el 15,6% del total de gasto de las familias, serán considerados por separado dando una mayor precisión sobre el nivel de crecimiento de precios en las mencionadas áreas.