BUENOS AIRES - Luego del precio récord de 171 pesos al que cerró el jueves, ayer viernes el dólar blue continuó con su escalada imparable y trepó hasta un nuevo techo de $178 dentro del mercado informal, con lo cual la brecha cambiaria ya es del 130 por ciento. Mientras que el denominado dólar “ahorro” o “solidario” escaló hasta $137,29 por unidad al final del día.

La tendencia alcista que registra la moneda en el mercado paralelo se aceleró este jueves, con un incremento de $4, y cerró la semana con un acumulado de $11.

El dólar “contado con liquidación”, que el jueves también llegó a 171 pesos, quedó en $167,93. En tanto que el “dólar Bolsa” se ubicó en 155,79, y la divisa que se rige por el Banco Nación se valuó a $82,50. El riesgo país llegó a 1.399 puntos básicos.

El ministro de Economía Martín Guzmán disertó este viernes en la 56° del Coloquio de IDEA y ante el empresariado adelantó que para reducir la brecha entre el dólar oficial y el blue, bajarán las restricciones para operar con el contado con liquidación. A su vez, descartó una devaluación de la moneda extranjera oficial.

En medio de la fuerte incertidumbre que cubre al mercado por el precio al que podrá llegar el dólar, un grupo de economistas consultados por TN.com.ar advirtió sobre la necesidad de que el Gobierno determine un programa económico consistente financiera y fiscalmente. Y también destacaron que un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional será fundamental para encaminarse en ese sentido.

Para Juan Ignacio Paolicchi, economista de Eco Go, “lo que le asusta al mercado o lo que hace que el dólar no tenga techo es la ausencia de un programa macroeconómico consistente en lo monetario y en lo fiscal”. También consideró que “la señal del Presupuesto fue muy negativa” para el mercado.

“Siempre dijimos que se necesitaba solucionar la deuda, pero que no era condición suficiente para estabilizar la macro. En simultáneo se requería dar una señal sobre la tasa, el dólar, las jubilaciones y los salarios, como un acuerdo de precios. Además, se necesita sí o sí de consistencia fiscal y monetaria y un arreglo con el FMI”, agregó Paolicchi.

A su vez Guido Lorenzo, director de Labour Capital & Growth, “la señal del Presupuesto fue débil y hasta confusa” y para serenar las tensiones el Gobierno debería “sincerar el valor del peso y, al mismo tiempo, desde la política económica, dar señales de que vamos en una dirección de corrección de desequilibrios en forma más comprometida”.

Por el contrario, Martín Kalos, director de EPyCA Consultores, subrayó que “la suba de los dólares paralelos reflejan una cuestión de expectativas que se retroalimentan” y cortarlas “requiere credibilidad y previsibilidad en la política económica, que es lo más difícil de acumular en medio de una crisis como la actual”.

Suba de la tasa

Frente a este preocupante escenario, el Banco Central decidió el jueves elevar de 33,06% a 34% anual la tasa de interés de plazo fijo para las colocaciones menores a $1 millón, en busca de alentar las inversiones en pesos ante la presión sobre el dólar.

La determinación se conoció luego de la reunión semanal de directorio de la autoridad monetaria, que se llevó a cabo en una jornada en la que el blue llegó a $171 en la City porteña.

“Respecto de los plazos fijos, se garantiza un rendimiento de 34% TNA (39,84% TEA) a 30 días para imposiciones de personas humanas menores a $1 millón y para el resto de 32% TNA (37,14% TEA)”, sostuvo el organismo.

Pero no conforme con esta continua suba del dólar blue, el Gobierno además prepara otra serie de medidas para achicar la brecha que ya es de más del 100% entre el paralelo y el oficial con el objetivo de llevar cierta tranquilidad al mercado.

La medida es impulsada por el ministro de Economía Martín Guzmán, quien ya fue respaldado internamente por Alberto Fernández para ahuyentar fantasmas y poner punto final a la interna con el titular del Banco Central, Miguel Pesce, y la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca.

Las medidas de Guzmán apuntarán directamente al dólar financiero, es decir, al contado con liquidación, con el que se opera para la compra y venta de bonos y que utilizan las compañías para hacer giros al exterior y eventualmente traer la moneda extranjera al país, lo que no ocurre.

En la Casa Rosada también están preocupados porque la suba del dólar se produce a pesar de que las empresas exportadoras de cereales y oleaginosas siguen liquidando divisas al fisco, luego de las recientes medidas anunciadas por el Gobierno para lograr una mayor venta de la moneda norteamericana por parte de estas compañías.

Durante los últimos días los principales bancos dieron a conocer su propuesta con un dólar libre para ahorro, dentro de un mercado abierto y transparente y sin un máximo y mínimo para la compra y venta de la divisa. En este sentido, un banquero consultado opinó que “nos parece bien liberar al dólar ahorro, para que la gente no tenga que ir a las cuevas”.

Sin embargo, en el Banco Central se inclinan por transitar otro camino para evitar un desdoblamiento. “Nos inclinamos por facilitarle la oferta a todas aquellas personas que tengan dólares ‘blancos’ y no sepan cómo venderlos dentro del mercado del dólar MEP”, explicaron desde la entidad presidida por Miguel Pesce.