Tanto la Cámara de Diputados como el Senado de la Nación no tienen sesiones programadas hasta agosto. La falta de pasajes para los legisladores del interior del país, la falta de consenso y las expectativas por la llegada de Silvina Batakis al ministerio de Economía ,explican el parate parlamentario.

Diputados tuvo su última actividad de peso la semana pasada, con la sesión que aprobó las leyes de incentivo fiscal a la Industria Automotriz y de promoción a la Bio y Nanotecnología, un debate que dejó durísimos cruces entre oficialismo y oposición tras la renuncia de Martín Guzmán.

Fuera de la presidencia de la Cámara, fuentes del oficialismo y la oposición pronosticaban, sin seguridad, un posible retorno del trabajo en comisiones en la última semana de julio y el regreso de las sesiones recién en agosto.

En tanto, en el Senado, este mismo martes, quedó evidenciado el inicio de la parálisis. La comisión Bicameral Mixta Revisora de Cuentas, presidida por el senador Mariano Recalde (Frente de Todos), no alcanzó el quórum para funcionar y la reunión quedó suspendida.

En la Cámara Alta informaron que era la última actividad hasta el próximo mes. “Ya no hay pasajes, está todo vendido dicen y muchos senadores ya no pueden venir”, señalaban fuentes parlamentarias este martes.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!