CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El directorio del BCRA dispuso que las empresas que cuenten con activos líquidos originados en la formación de activos externos deberán disponer primeramente de esos recursos para el pago de obligaciones con el exterior.

Para certificar las obligaciones dispuestas se requerirá la presentación de una Declaración Jurada la cual será verificada mediante el cruzamiento de las bases de SEPAIMPO (Sistema de Seguimiento de Pagos de Bienes) y RIOC (Régimen Informativo de Operaciones de Cambio), en caso de falsedad se bloquerá el acceso al mercado de cambios y se iniciarán las acciones penales cambiarias correspondientes.

Esto quiere decir que si el Banco Central considera de determina que una empresa tiene divisas líquidas en el exterior, no le venderá dólares para financiar sus operaciones de importación.

 Estas medidas se toman en un contexto particular. Muchas empresas están demandando dólares al Banco Central para saldar operaciones de importaciones o para adelantar importaciones para anticiparse a una devaluación de la moneda. O porque se quedaron sin líneas de crédito, debido a que los bancos están sentados sobre su liquidez de dólares para hacer frente a posibles salidas de depósitos. Las reservas del BCRA están en 42.449 millones de dólares, una pérdida de casi 1.000 millones en un mes.

Además, la decisión coincide con la difusión, hace dos semanas, de un informe donde se pasó revista a las operaciones cambiarias del período 2015-2019, caracterizado, a ojos del Banco Central y del kirchnerismo, como un período en el que se facilitó la denominada “fuga de capitales” hacia el exterior.

Por otra parte, el organismo que conduce Miguel Pesce extendió a 90 días previos y 90 días posteriores la restricción para realizar operaciones de compra venta de títulos públicos en moneda local con liquidación en divisas para las empresas que requieran acceder al mercado oficial de cambio. Esto virtualmente saca del mercado de dólar MEP o contado con liqui a las empresas.

Adicionalmente, el directorio del Banco Central de la República Argentina dispuso nuevas medidas para el acceso de las empresas al Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) con el propósito de ordenar el pago de obligaciones por la importación de bienes. Las empresas deberán solicitar autorización previa al BCRA para acceder al mercado de cambios para el pago de obligaciones comerciales con el exterior si redujeron el monto vigente al 1 de enero de 2020.

Según expresaron fuentes del Banco Central, el Gobierno se encuentra realizando importantes esfuerzos de asistencia a empresas afectadas por la crisis generada por el COVID 19, a través de diversos instrumentos como el Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), la línea de crédito MiPyMEs con tasa subsidiada de 24 % y la línea de créditos a tasa 0% para monotributistas y autónomos. El propósito del BCRA es garantizar que estas medidas estimulen el trabajo y producción local y evitar su abuso en la cancelación de obligaciones con el exterior.

Fuente: Clarín