COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Minutos antes del acto de cierre de campaña, Jorge Ávila dialogó con ADNSur para describir el panorama que espera traspuesto el umbral electoral, de cara al año próximo, considerando la crisis petrolera y el riesgo para alrededor de mil puestos de trabajo que hoy están inactivos y que siguen cobrando el 70% del salario: “lo que firmaron Mendoza y Neuquén es más trabajo a cambio de menores salarios y una flexibilización que nosotros seguimos rechazando, porque es lo mismo que la CEOPE intentó aplicar aquí desde el año pasado y que venimos resistiendo”.

El acuerdo firmado por Mendoza y Neuquén "recorta el 30% del salario"

Sentenció que la aceptación de esos acuerdos significa para los trabajadores neuquinos la pérdida de alrededor del 25 al 30% del salario: “han eliminado las horas extras, como también las horas ‘tacti’ –disponibilidad en horario de de trabajo pero sin actividad-, el desayuno y merienda… todo esto lo ha entregado el sindicato de Neuquén, además de la libreta de fondo de desempeño”, cuestionó. “Ellos dicen que a cambio de esto va a ingresar una gran cantidad de trabajadores, unos 7.000 puestos laborales más, pero se hace con menos plata, porque la inversión va a ser la misma: para eso reducen salarios, ocupando más gente”.

Recordó que en Chubut se mantendrá la postura de rechazo a estos acuerdos, “como lo hemos hecho desde agosto del año pasado. Cuando se hablaba de productividad era discutir esto y siempre lo hemos rechazado, pasa que ahora se ve porque se aplicó en Neuquén y Mendoza, pero no era una fantasía de campaña”.

Detalló que para los trabajadores no sólo significaría reducir salarios, sino también cambios de función, como por ejemplo “que un soldador pueda ir de ayudante, o si hay un accidente o enfermedad que el equipo igualmente pueda trabajar con menos gente; se aplican los mismos procedimientos que las empresas habían suspendido tiempo atrás, después de accidentes que costaron la vida de trabajadores, ellos mismos reconocieron que no se podía trabajar más de 12 horas o en días de viento, pero ahora es un retroceso y vuelven a exigir lo mismo”.

MIL PUESTOS EN RIESGO

Consultado sobre el panorama que espera para el año próximo, señaló que “no tengo duda de que la CEOPE va a venir a tratar de aplicar todo esto en nuestra cuenca. Ellos lo impulsaron en Neuquén y ahora van a venir por los puestos en Comodoro”.

Indicó que actualmente “hay mil trabajadores que están en la casa cobrando el 70% del sueldo, pero si no hay una reactivación, no creo que les sigan pagando más allá del mes de marzo; por eso estamos exigiendo la reactivación, porque de lo contrario esto no se va a poder sostener”.

Sobre los planes de inversión para el año próximo, indicó que por conversaciones mantenidas con PAE esta operadora “está previendo invertir lo mismo que este año y que en 2015; este año han hecho 70 pozos de gas y el año que viene están proyectando entre 100 y 110 pozos gasíferos , por eso peleamos por un mayor precio del gas, porque puede ser un paliatio para la actividad”, al tiempo que se espera una reactivación por parte de Tecpetrol, Sipetrol y YPF: “estas empresas renovaron las concesiones hace poco tiempo y tienen que empezar a cumplir los compromisos de inversión; de lo contrario, van a empezar los despidos , porque no creo que piensen sostener a la gente en la casa, pagando una parte de los salarios. Necesitamos que se ponga en marcha para achicar un poco el problema, porque si son 200 compañeros los podemos reubicar, pero si son mil el problema es mucho más grave”.