COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Una sesión de alto voltaje se realizó este jueves en el Concejo Deliberante, ya que la oposición de Juntos por el Cambio cuestionó con dureza al bloque oficialista por la aprobación de la ampliación presupuestaria por 550 millones de pesos y la asignación de fondos para el Ente Comodoro Turismo, aunque el Frente de Todos defendió su decisión de avanzar en esas iniciativas llegadas desde el Ejecutivo municipal. Ambas partes cruzaron acusaciones de irresponsabilidad y falta de consideración a quienes padecen la crisis actual por la pandemia del coronavirus.

Entre los temas del orden del día se contaba una ampliación del presupuesto del año en curso, a partir de fondos remanentes del año 2019, por 550 millones de pesos, para realizar obras públicas durante el año en curso. Según cuestionó el concejal Tomás Buffa, de JxC, al haber ingresado un día antes la iniciativa, su bloque exigió mayor para analizar el proyecto: “Pedimos tiempo para evaluarlo como corresponde, porque un monto así no se podía tratar de un día para otro –relató el edil opositor, en contacto con ADNSUR-. Lamentablemente el oficialismo no lo vio así y lo presentó sobre tablas, por lo que el concejal Reyes mostró un dictamen del asesor contable, a quienes nosotros le conocimos la cara ayer y quisieron votar el proyecto sin analizarlo. Nosotros pedimos un cuarto intermedio para leer y analizar el dictamen que se iba a votar, porque no lo íbamos a hacer a ojos cerrados, menos en el marco de una emergencia en la que hablamos de millones como si fueran caramelos, cuando se debería asistir al sector privado y a toda la gente que está padeciendo esta crisis”.

Por su parte, el concejal Reyes, presidente de la comisión de Revisión de Cuentas, defendió el procedimiento seguido: “Pusimos el Concejo en comisión para analizar el dictamen y mocionamos su  tratamiento -señaló el concejal oficialista, en diálogo con esta agencia-. Es lo que establece el reglamento para poder dar tratamiento sobre tablas, porque es una necesidad imperiosa del Ejecutivo para poder reactivar la obra pública en la ciudad, que estaba paralizada. Si bien son obras chicas, son 50 proyectos importantes para distintos sectores barriales. Elaboramos el dictamen por mayoría y ellos no hicieron ninguna consideración, pero cuando mocionamos para volver a sesionar y tratar el proyecto, recién ahí quisieron hacer un dictamen en minoría. Apenas arrancaba la sesión, pero ellos en ese momento se levantaron y se fueron, no dieron oportunidad al debate ni al intercambio de posiciones”.

El enojo de Buffa fue más allá, al señalar que en realidad la oposición fue tolerante incluso con un cambio de reglamento cuando al inicio de la sesión se decidió dejar la hora de preferencia para el final de la sesión, pero en este punto decidieron retirarse: “si no nos dan la posibilidad de hacer un dictamen para discutir el uso de 550 millones de pesos, no nos íbamos a quedar a participar de un circo o de una escribanía del Ejecutivo, que además contó con el aval del presidente del Concejo”, cuestionó.

A su turno, Reyes refutó las críticas y acusó a la oposición por actuar “de forma irresponsable, al negarse  a dar el debate y retirándose del recinto. Todavía no sabemos a ciencia cierta por qué se fueron”.

Fondos para turismo: “con esa plata podrían arreglar las calderas del hospital”, cuestionó Buffa

La discusión por los fondos para el Ente Comodoro Turismo se había planteado previamente por la modificación presupuestaria de ese organismo, a partir de un cambio en la interpretación de lo que establece la ordenanza de su creación. La misma fijó un tope del 3,5 por ciento sobre los ingresos brutos, lo que aplicado sobre la recaudación de ese impuesto arrojaba un monto de 18,6 millones de pesos. Sin embargo, por una interpretación del texto normativo, el Ejecutivo amplió ese monto a 21,7 millones de pesos:

“Son más de 3 millones de pesos que se amplían por una interpretación de la norma, que ahora dicen que no hablaba del impuesto a los ingresos brutos, sino de la totalidad de la recaudación del municipio. De ese presupuesto, hay 9,7 millones de pesos, o sea el 44 por ciento, que se denomina ‘otros gastos’ y dentro de eso, quedan 7 millones sin discriminar, que no sabemos ni siquiera el destino que se le pretende dar. Ante la imposibilidad de debatir y trabajar para mostrar nuestra postura, nos retiramos, porque hacen un uso despótico del poder”.

Para el edil opositor, “con esa diferencia de casi tres millones y medio de más que le están dando al Encotur podrían arreglar las calderas del hospital o hacer la sala pediátrica oncológica que quiere hacer el hospital, pero están malgastando esa plata en turismo, que va a ser el último sector que se reactive”.

 Por su parte, Reyes devolvió las críticas sobre el tema, al afirmar que la interpretación del Ejecutivo sobre la consideración de los ingresos brutos como referencia a la recaudación total y no sólo a esa tasa de impuesto es la correcta: “El Ente puede recibir aporte público y también privado, pero dentro de lo que corresponde al sector público tampoco esos 21 millones son los definitivos, se puede elevar más, porque el porcentaje se aplica sobre los ingresos brutos totales. La aprobación de este tema estaba pendiente desde el 19 de marzo y no se pudo hacer en ese momento por razones obvias, pero hoy se necesita contar con presupuesto porque el Ente ya está funcionando hay una necesidad de de pagar a los empleados que ya están trabajando para el organismo, entonces es un tema que no se puede seguir postergando”.