CAPITAL FEDERAL- La Cámara de Diputados logró el miércoles a la noche dar media sanción, por unanimidad, a dos proyectos consensuados. En una sesión atravesada por la polémica por los "superpoderes" y la situación del coronavirus​ en el país, la iniciativa para eximir del impuesto a las Ganancias al personal de salud y de la seguridad fue aprobada con 252 votos a favor, mientras que el proyecto que crea un programa para proteger a los médicos del contagio obtuvo 251 votos afirmativos.

Si bien durante el debate no hubo cruces, las principales voces del oficialismo y la oposición hicieron discursos con marcados mensajes políticos.

La primera sesión virtual de la historia de Diputados arrancó a las 18.  En forma presencial, adentro del recinto, participaron 47 diputados. Todos ingresaron con barbijo y tuvieron una botellita de alcohol en gel en su banca. Recién una vez ubicados, respetando los dos metros de distancia entre uno y otro, se pudieron sacar los tapabocas. Algunos, como Negri, se lo dejó puesto.

En forma remota llegó a haber 203 legisladores conectados. La sesión inició con la votación del Protocolo de Funcionamiento Remoto elaborado por la Comisión de Modernización Parlamentaria. Se necesitaban tres cuartos de los votos y fue aprobado con 248 votos afirmativos y dos negativos: los radicales Aída Ayala y Alvaro de Lamadrid.

En pocos minutos lograron votar casi todos en forma virtual. Solo hubo siete legisladores que no pudieron emitir su voto telemáticamente. A ellos, Massa les pidió que lo anuncien a viva voz frente a la Cámara.

EXIMICION DE GANANCIAS

La propuesta para eximir de Ganancias a médicos y personal de seguridad había sido presentada por legisladores de todas bancadas, por lo que no tuvieron que hacer más que unificar textos.

El proyecto unificado fija la exención para las "remuneraciones percibidas en concepto de guardias obligatorias y horas extras" para "profesionales, técnicos, auxiliares y personal operativo de los sistemas de salud pública y privada; así como el personal de las Fuerzas Armadas; las Fuerzas de Seguridad; de la Actividad Migratoria; de la Actividad Aduanera; y bomberos" hasta septiembre de este año, con la posibilidad de que el Ejecutivo lo prorrogue.

A su vez crea una una pensión graciable para los familiares de esos profesionales que hayan fallecido por coronavirus.

"Paradójicamente a estos trabajadores las horas extras los pudo haber perjudicado. Algunos de ellos cambiaron de categoría en Ganancias y terminaron tributando más por esos aportes que reciben", defendió la iniciativa el presidente de la comisión de Presupuesto, Carlos Heller.

Por su parte, el proyecto que instaura un programa de protección para empleados de la salud fue presentado por el jefe del interbloque Federal, el lavagnista Eduardo "Bali" Bucca, quien también es médico.

Informalmente, la llamó la Ley Silvio por el enfermero Silvio Cufré, el primero en fallecer por atender un paciente con Covid. Busca generar protocolos para proteger a los médicos y controlarlos.

El presidente del bloque de diputados del PRO, Cristian Ritondo​, sostuvo que "es muy bueno haber incluido en la sesión un proyecto que lleva beneficios a los trabajadores de la salud y a la fuerzas de seguridad ellos están al frente de esta lucha contra la pandemia".