RAWSON (ADNSUR) - El resultado de las reuniones mantenidas la semana pasada entre funcionarios del gabinete nacional y el equipo del gabinete chubutense se verá mañana miércoles cuando el gobernador Mariano Arcioni se reúna a las 11 con el ministro del Interior, Wado De Pedro y la secretaria para las Provincias, Silvina Batakis. El encuentro puede ser decisivo porque se espera que allí se termine de cerrar el paquete de medidas de ajuste comprometidas por la provincia, y si hay acuerdo, podría firmarse la asistencia financiera solicitada por Chubut, en un monto aún a definir que debería devolverse en los próximos tres años.


Por estas horas, previo al viaje a Buenos Aires, Arcioni está en su despacho trabajando en el análisis de las propuestas que le fue elevando cada uno de los ministros y secretarios para el achique de la planta política, que según reconocen fuentes del gabinete, va a ser importante y va a eliminar una gran cantidad de cargos de asesores, direcciónes y no se descarta que alguna subsecretaría. 


Según fuentes consultadas por ADNSUR, la reducción alcanzaría al menos a 4 subsecretarías, 24 direcciones generales y el doble de direcciones.


Incluso se evalúa en una segunda etapa terminar de retocar la nueva Ley de Ministerios para enviar un proyecto a Legislatura en los próximos meses, con le objetivo de comenzar 2021 con una nueva estructura de gobierno.


Ésta será una de las medidas de las que hablará mañana el gobernador con los funcionarios nacionales, como parte del paquete de acciones para achicar el gasto público. Hasta el momento han trascendido pocos detalles del anuncio que se hará el jueves, y que en áreas como el ministerio de Seguridad alcanzaría a un 40 % de reducción de los cargos políticos. Incluso en los pasillos de Casa de Gobierno se escucha, a modo de desafío, si este achique de la planta política va a ser replicada también por los poderes Judicial y Legislativo, en una muestra de tratar de hacer más eficiente el gasto de los fondos públicos.


Respecto a la llegada de un aporte económico para ser destinado a la deuda salarial con los trabajadores estatales, cuyo monto final se sabrá mañana luego del encuentro De Pedro-Arcioni,  en principio se estima que la fuente sería el Fondo Fiduciario Federal, tal como anticipó ADNSUR el jueves, y además podría haber disponibilidad para un endeudamiento en Letras. Aún resta definir el destino de esos fondos, y en el gabinete hay visiones encontradas de si es apropiado cancelar toda la deuda pendiente en materia de sueldos, o hacer una especie de "fondeo" que asegure un flujo de caja hasta marzo, que permita una mayor previsibilidad en las fechas de pago de aquí en adelante.