Junto a una decena de legisladores de otras provincias, el diputado nacional de Chubut Gustavo Menna presentó un pedido de informes con el objetivo de que el jefe de Gabinete de la Nación expliqué por qué se demora la reglamentación y puesta en práctica de la Ley 27.617 que fue tuvo sanción completa el 8 de abril en el Senado -y fue publicada en el Boletín Oficial el 21 del mes pasado-, y por la cual se modificó el Impuesto a las Ganancias. 

El proyecto de Resolución pide que en concreto que el jefe de Gabinete brinde las “razones por las cuales no se ha cumplido con la reglamentación y puesta en ejecución de la ley 27.617 que modificó la Ley de Impuesto a las Ganancias aliviando la carga tributaria de empleados en relación de dependencia mediante, entre otros dispositivos, el incremento de las deducciones personales computables”.

Además pide saber la “fecha prevista para la aprobación de la reglamentación, habida cuenta la promesa gubernamental de que la reducción del impuesto e incluso la devolución retroactiva de las retenciones sobre los salarios efectuadas desde enero de este año iba a tener lugar conjuntamente con el pago de los salarios de abril”, y agrega que “la mora en la reglamentación genera la incertidumbre respecto de que ese compromiso pueda cumplirse con el pago de los salarios de mayo”.

Cuestionan que el gobierno demora la reglamentación de la quita del Impuesto a las Ganancias a salarios

El proyecto presentado por Menna fue firmado también por los legisladores Lorena Matzen (Río Negro), José Cano (Tucumán), Gabriela Lena (Entre Ríos), Karina Banfi (Mendoza), Mario Arce (Formosa), Jorge Vara (Corrientes), Claudia Najul (Mendoza), Federico Zamarbide (Mendoza), Josefina Mendoza (Buenos Aires) y Roxana Reyes (Santa Cruz). 

En los fundamentos, Menna recordó que el 28 de marzo la ley tuvo media sanción en la Cámara de Diputados, mientras que el 8 de abril recibió la aprobación del Senado, y el 21 del mismo mes fue publicada en el Boletín Oficial. 

Añadió que la norma “dispuso una serie de beneficios que se traducen en sacar del universo de contribuyentes a más de 1,2 millón de trabajadores por la vía de incrementar las deducciones personales computables, como así también otros consistentes en quitar de la base imponible determinados rubros y adicionales salariales”.

“Al momento de anunciarse, tratarse y aprobarse el proyecto -indicó-, diversos funcionarios del Gobierno y legisladores oficialistas aseguraron y comprometieron que estos beneficios se verían plasmados en la liquidación de los sueldos de abril que se perciben en el mes de mayo”.

Estos trabajadores “percibirían más dinero en sus bolsillos como consecuencia de dejar de tributar el Impuesto a las Ganancias por el aumento de las deducciones y, además, como se trata de un impuesto de ejercicio anual, les serían reintegradas las sumas que les vinieron descontando de sus salarios desde el mes de enero”, indicó Menna.

Sin embargo, manifestó, “eso no ocurrió por la demora y falta de diligencia del Poder Ejecutivo, del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas y de la AFIP en dictar las normas reglamentarias de la ley y ponerla en vigencia efectiva”.

“Lo que es peor -sostuvo Menna- avanzado mayo sigue sin dictarse la reglamentación, perjudicando a más de un millón de personas que de este modo y en un contexto de severo deterioro del poder adquisitivo del salario como consecuencia de una inflación a la que el Gobierno no puede bajar del 4% mensual, no pueden disponer del alivio resultante de la norma”.

Por ello, finalizó, “el jefe de Gabinete, como responsable constitucional de la administración general del país, debe informar las razones de esta demora que supera el mes y medio si se computa la fecha de sanción de la ley y precisar cuándo estará emitida la reglamentación a los fines de que pueda tener impacto al momento de pagar los sueldos de mayo en los primeros días de junio”.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!