La jueza subrogante Silvina Domínguez otorgó la prisión domiciliaria a cuatro de las siete mujeres de la comunidad mapuche que habían sido detenidas durante el operativo de desalojo de la localidad de Villa Mascardi, mientras que las otras tres permanecían en la sede de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) tras haber sido trasladadas desde el penal de Ezeiza a la ciudad de Bariloche. 

La jueza Domínguez dictó en la noche del sábado la prisión domiciliaria para Betiana Collhuan, Celeste Guenumil, Romina Rosas y Martha Luciana Jaramillo, por su condición de madres. Las mujeres fueron trasladadas a un domicilio en el barrio Lomas de Villaverde de Bariloche, en un operativo que se llevó adelante entre las tres y cinco de la mañana. 

Del resto, Betiana Collhuan y Celeste Guenumil habían quedado detenidas desde un primer momento en la Unidad Regional V de la PSA, mientras que Romina Rosas, que cursa un embarazado de 40 semanas, se encontraba en internada en el hospital Ramón Carrillo. 

Jaramillo había sido trasladada el mismo sábado desde Ezeiza hacia Bariloche. "Su situación era conocida desde el primer momento", señaló Ezequiel Palavecino, el abogado defensor que pertenece a la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), en diálogo con Télam, y señaló las "contradicciones" de la jueza por haber decidido en primera instancia el traslado de Jaramillo a Buenos Aires. 

Cuatro de las siete mujeres detenidas en Villa Mascardi recibieron la prisión domiciliaria

El letrado indicó que "lo  que viene haciendo la jueza nos genera toda esta situación de indefensión para ellas porque es imprevisible lo que va a hacer". El abogado señaló como otra "contradicción" que en un mismo día "dictamine el traslado hacia Bariloche de las cuatro mujeres detenidas en Buenos Aires y que, al mismo tiempo, decida otorgar la prisión domiciliaria". 

Las otras tres mujeres de la comunidad mapuche que ayer fueron trasladadas nuevamente a Bariloche -Andrea Despo, Florencia Melo y Débora Vera- permanecen todavía detenidas en la PSA. 

Ayer por la noche, una de las mujeres detenidas -Andrea Despo- grabó un vídeo desde el lugar donde expresó que "parte de nuestro reclamo de volver a Bariloche se cumplió", y exhortó a la Justicia de devolverle la "libertad porque es nuestro derecho". 

Palavecino señaló a esta agencia que "la jueza rechazó todos los pedidos" de excarcelación y argumentó que, sí, "pone en la defensa los riesgos que ella tiene que probar porque tiene que explicar cuál es la urgencia de que se obstruya el proceso judicial" para validar las detenciones.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!