CAPITAL FEDERAL - El 28 de febrero Osvaldo De Sousa - hermano de Fabián de Sousa-, deberá presentarse ante el juez Claudio Bonadio. Fue citado a indagatoria en el marco de la causa de los cuadernos de las coimas por el dinero invertido en dos departamentos que se encuentran en el edificio del barrio de Recoleta donde reside Cristina Kirchner. Según fuentes judiciales, el hermano de uno de los dueños del Grupo Indalo “no puede justificar las sumas de dinero” que -según pudo saber Clarín-, superan los 880 mil dólares sólo en cinco meses.

Citan a indagatoria al hermano de Fabián De Sousa.

Con la feria judicial habilitada para la causa que investiga un circuito de recaudación de fondos ilegales durante la gestión anterior, el juez Bonadio decidió llamar a indagatoria a Osvaldo De Sousa, hermano de uno de los dueños del Grupo Indalo, Fabián De Sousa quien junto a Cristóbal López se encuentra detenido por haber defraudado al Estado en $ 8.000 millones.

La citación para De Sousa está vinculada la compra de dos de departamentos del edificio de Juncal y Uruguay donde vive Cristina Kirchner. El juzgado corroboró que en cinco meses el hermano del socio de Cristóbal López, desembolsó más de 880 mil dólares que en principio, “no contaba con un patrimonio que avale ese movimiento de dinero”, señalaron fuentes judiciales a Clarín.

Estos departamentos fueron allanados por Bonadio meses y podría haber servido también para alojar las coimas que recibía el secretario privado de los Kirchner, Daniel Muñoz, en los viajes que hacía el chofer del secretario de Coordinación de Planificación, Roberto Baratta, Oscar Centenero.

El departamento del quinto piso, donde hoy vive la ex presidenta, hasta fines del 2015 estuvo alquilado por Cristóbal López, quien a su vez se lo subalquilaba al abogado de Indalo Petróleo, Mauro Ismael Sánchez y su esposa Natalia Inés Lima, tal como reveló Clarín.

La abogada de Margarita Stolbizer, Silvina Martínez, aportó documentación a la causa donde se consignó que los inmuebles del barrio de Recoleta fueron comprados por Osvaldo de Sousa, hermano de Fabián (socio de Cristóbal López y también preso) entre 2010 y 2011. Sin embargo, terminaron a nombre de López mediante un proceso de división que ejecutó el empresario en 2014.

En los informes se consigna: "Milagros Cordero vende a Osvaldo Manuel De Sousa, bajo el régimen de la Ley 13.512 de Propiedad Horizontal, sus decretos reglamentarios y demás legislación aplicable a la Unidad Funcional número tres, ubicada en el primer piso, del inmueble sito en esta Ciudad, con frente a la calle Juncal número mil cuatrocientos nueve y mil cuatrocientos once, esquina a la calle Uruguay números mil trescientos seis", se puede leer en uno de los documentos que presentó Martínez sobre la compra de los inmuebles.

El cuarto piso fue adquirido primero, a mediados de 2010, por un valor de 450 mil dólares en efectivo, mientras que el primer piso fue comprado un año más tarde por un monto de 435 mil dólares, también en efectivo.

Durante la investigación, se corroboró que estos departamentos siempre fueron administrados por Osvaldo Sanfelice, el histórico socio de Máximo Kirchner. Para la Justicia es un vínculo más entre la familia Kirchner y Cristóbal López.

Frente al desembolso de más de 880.000 dólares, el juez Bonadio decidió citar a indagatoria a Osvaldo De Sousa a quien se lo imputó como partícipe de las maniobras de corrupción investigadas en la causa. En este expediente Cristina Kirchner fue procesada y confirma por la Cámara federal porteña, como jefa de la asociación ilícita.

Según se corroboró durante la instrucción, por el departamento de la ex Presidenta ubicado en el mismo edificio donde De Sousa adquirió dos inmuebles, "se hicieron 87 entregas por U$S 69.722.600", señaló Bonadio al procesarla.

 

Fuente: Clarín.