Gómez sostuvo que “se cumplió el pago de salario con mucha dificultad, los delegados han tenido que movilizarse para agilizar a las operadoras. Incluso tenemos empresas con retención de servicio porque no han pagado los sueldos de marzo”, denunció Gómez.

Y remarcó que “el sindicato de Petrolero ayer en el Ministerio de Nación ha sido claro con el Gobierno nacional, cámaras de operaciones especiales y producción. Es muy preocupante la situación y la relación es tensa”.

Cuestionó que las operadoras “le están tomando el pelo al gobernador, a los trabajadores y estamos seguros de que no se va a permitir porque por algo se hizo un convenio para invertir entre febrero  y julio para evitar suspensiones, garantizar facturación y sostener empleo”.

Además, recordó que “el precio del crudo interno lo paga todo el pueblo argentino” y las operadoras “todavía tienen el tupe de pedir el procedimiento de crisis para suspender al personal”.

Por ello, aseguró que “no se va a renunciar a la negociación salarial por más que pinten la crisis como lo quieran pintarla porque el trabajador tiene que ver como se devaluó su salario y hacer frente al pago de los servicios”. De manera que “la situación del lunes va a ser durísima”, aseguró Gómez.