RAWSON (ADNSUR) - El gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, le aceptó este martes la renuncia al director de ceremonial y protocolo Oscar Alarcón, con lo cual son ya 13 los funcionarios de la actual administración apartados del cargo en el marco del escándalo de corrupción que sacude desde hace varias semanas a esta provincia.

La renuncia de Alarcón fue aceptada mediante un decreto de Arcioni al que tuvo acceso Télam y en su lugar fue designado Walter Toro, funcionario de carrera de la Dirección de Ceremonial y Protocolo, considerado un "colaborador de confianza" del gobernador.

La renuncia de Alarcón se concretó tras la denuncia judicial por "enriquecimiento ilícito" realizada por los diputados provinciales Alejandra Marcilla, Blas Meza Evans y Gabriela Dufour (del FpV), tras confirmar que el ahora ex funcionario había adquirido en los últimos años propiedades por valores superiores a los 13 millones de pesos.

"Nosotros confirmamos que, entre otros bienes, Alarcón adquirió un edificio tasado en más de 10 millones de pesos a dos cuadras de Casa de gobierno y terrenos en el balneario local por valores que de ninguna manera podría haber comprado con su sueldo de funcionario, y no se le conoce otra actividad profesional o privada", dijo Mansilla a Télam.

Antes que Alarcón ya habían renunciado el fiscal de Estado Diego Martínez Zapata y el presidente del Instituto de Seguridad Social y Seguros, Cristian Eguillor.

La estampida de funcionarios se acrecienta desde el estallido del escándalo de corupción que en marzo derivó en los arrestos con prisión preventiva de Diego Correa, ex subsecretario de la Unidad Gobernador y su mano derecha Diego Luthers.

En el área de infraestructura también se registraron las renuncias del ex ministro Alejandro Pagani y del subsecretario de servicios públicos dependiente de esa cartera, Pablo Korn, ambos alcanzados en una investigación por sobreprecios en cuatro obras con presupuestos que en conjunto superaron los 200 millones de pesos.

Además, renunció y poco después fue detenido fue el asesor Federico Gatica, quien compartía el estudio en Trelew con Mario Glades, quien renunció al cargo de contador General provincial cuando diputados pedían para él un jury de enjuciamiento.

El listado de funcionarios renunciados incluye asimismo a Josué Dahur, ex subsecretario de Lotería del Chubut que "facturaba de un lado del mostrador y del otro, él mismo se pagaba", según describió el fiscal anticorrupción Alex Williams en declaraciones a Télam.

También perdieron sus cargos Pablo García, ex subsecretario de Protección Ciudadana; Rubén Reinoso, ex gerente de la corporación de fomento rural e Ignacio Hernández, ex ministro de Salud, quien aparece en una lista de supuestos "retornos" que se pagaban con fondos provenientes de una "caja negra de la obra pública", según los fiscales.