El Gobierno nacional formalizó este miércoles la decisión de otorgar una asignación estímulo a la efectiva prestación de servicios de los trabajadores de la salud. Se trata de un bono de $6.500 que cobrarán por tres meses como parte de la emergencia sanitaria por el coronavirus.

La medida que fue anunciada el mes pasado por el presidente Alberto Fernández fue oficializada mediante el decreto 332/2021, publicado en el Boletín Oficial.

La Nación confirmó que todos los trabajadores de la salud pública recibirán el nuevo bono, que se estima será para unos 740 mil empleados de la salud,unos 100 mil más de los que recibieron el beneficio en octubre del año pasado.

El decreto firmado por presidente Alberto Fernández junto al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la ministra de Salud, Carla Vizzotti, establece "el pago de la asignación estímulo a la efectiva prestación de servicios" por tres períodos mensuales y consecutivos.

La asignación es de carácter no remunerativo, alimentario y no podrá ser pasible de deducciones o retenciones.

Asimismo se indicó queal considerar "el tiempo transcurrido, el esfuerzo, la dedicación y la entrega de dichos trabajadores y dichas trabajadoras, así como también la variación interanual salarial, se establece el monto de la asignación estímulo en la suma de $6500.

Además se facultó a los ministerios de Salud y deTrabajo "a dictar las medidas complementarias y aclaratorias".

Estaasignación se comenzó a otorgar en abril delaño pasado y en su primera versión fue de $5000. En un primer momento se pagó en abril , mayo, junio y julio, pero luego se extendió por tres meses más.