RAWSON (ADNSUR) – Tal como adelantó ADNSUR, la obra de regulación de aguas en la naciente del río Senguer, fundamental para atenuar el impacto de la sequía de los lagos Musters y Colhué Huapi, no cuenta con presupuesto nacional. El titular del IPA, Gerardo Bulacios, confirmó que “no entró ninguna obra hídrica de la Patagonia” en el presupuesto 2017 y “estamos buscando la forma de avanzar” en ese sentido. Informó por otro lado que “se está ampliando el acueducto y en diciembre estarán las nuevas tomas de captación”.

Consultado sobre la obra del Lago Fontana, Bulacios remarcó que “no entró ninguna obra hídrica de la Patagonia” en el presupuesto nacional del 2017. Por tal motivo, “seguimos trabajando en el proyecto. No está cerrado y es una obra que se puede incorporar en cualquier momento al presupuesto nacional”.

Además, indicó que “estamos buscando la forma para avanzar y poder hacer el cierre del Lago Fontana para guardar el agua en invierno, derogarla en verano y así abastecer a gran parte de Chubut porque casi el 60% de la población se provee agua del Lago Musters”.

Bulacios también indicó que “se está ampliando el acueducto. En diciembre estarán las nuevas tomas de captación y se está desarrollando el proyecto para tener una toma alternativa 1600 aguas arriba y más profunda de la toma actual”.

De ese modo “el agua tendrá mayor calidad porque al bajar se ha producido microalgas que complican la potabilización”, sostuvo.

Y remarcó que “es un proyecto que no está cerrado y tenía un valor aproximado de 200 millones de pesos que no es una gran suma”.

EXPLOTACIÓN EN CERRO SOLO

Respecto a la obra de explotación en Cerro Solo, Bulacios informó que “al IPA no llegó nada, supongo que todo llega primero al Ministerio de Ambiente. La ley dice uq etienen que presentar el estudio de impacto ambiental y luego se seguirán los pasos”.

Además, planteó que “el agua que utilizarán, si es que se autoriza, es lo que está determinado por el gabinete de agua. La provincia no tiene minería y no está autorizada por lo que no sé de qué proyecto se está hablando”.

Aseguró que “en Chubut tenemos determinado que agua dulce no se utilizará para ninguna industria. Luego del estudio de impacto ambiental y si es que la actividad comienza, el ministerio de ambiente autorizará a hacer uso del agua que es solo de uso industrial y que no sirve para el consumo humano”.