COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El Concejo Deliberante aprobó esta tarde el aumento de tarifas de energía eléctrica, alumbrado público, agua y cloaca que brinda la Sociedad Cooperativa Popular Limitada (SCPL).

La votación fue por mayoría, al igual que ocurrió con el aumento que aprobaron para el boleto de colectivos, con siete votos afirmativos, tres abstenciones y uno negativo.

"También es para resaltar que con este incremento trabajado, un 60% de los usuarios pagarán un 10% por debajo de lo que había pedido la SCPL", manifestó tras la aprobación el edil Maximiliano Sampaoli.

Asimismo, el concejal señaló que "hemos trabajado con el Ente de Control en un nuevo cuadro tarifario con mayor segmentación. Un usuario que pagaba 500 kw.h pagaba lo mismo que el que consumía 5 mil y creemos que era muy injusto: el que más consume más debe pagar".

Tal como informó ADNSUR este jueves, el impacto que en diciembre último se solicitó en alrededor de un 35% promedio para todos los usuarios, a partir del aumento autorizado en el mercado mayorista por el Ministerio de Energía de la Nación, bajaría hasta alrededor de un 25%, según los casos, enfocando el mayor beneficio sobre los sectores de menor consumo de energía. Esto se hizo a partir de una nueva segmentación de usuarios por parte del Ente de Control,  que reagrupa los consumos de modo tal de distribuir de forma más equitativa el esfuerzo recayendo la mayor parte sobre los usuarios de más alto poder adquisitivo.

Los aumentos en el servicio eléctrico y agua potable también fueron aprobados .

“Ha sido un trabajo técnico muy bueno el que han hecho el Ente y el Concejo –enfatizó Luque-, porque si bien el impacto de la tarifa no se puede evitar porque se traslada por los precios que autorizó a subir la Nación (en el mercado mayorista), hemos logrado que alrededor del 70% del total de los usuarios se incluya en un rango con menor aumento, mientras que los de mayor consumo son los que afrontan la parte más fuerte del aumento”.

Menor impacto a sectores sociales medios y bajos

Según una de las proyecciones que los concejales tienen para su análisis en el tratamiento del tema, entre los 150 y 300 kw/h de consumo, el aumento sería del orden del 26%, elevándose al 30% entre los 401 y 450 kw/h, para saltar a más del 39% a partir de los 700 kw/h, superando el 41% a partir de los 1.401 kw/h.

Una tónica similar se buscó para el sector comercial, apuntando a que las superficies más chicas carguen con la menor parte del aumento tarifario, recargándose sobre los de mayor rango de actividad.

“Otra novedad importante –comentó Luque- es que también se traslada esto al alumbrado público, que ya no se cobrará lo mismo a todos los frentistas: va a haber una proporción de menor costo para los usuarios que consumen menos energía en sus domicilios. Esta es una forma de beneficiar o premiar a quienes ahorran energía o le dan un uso más eficiente en sus propias casas”, ponderó.

En el caso de agua y cloacas, el incremento será del 22% dividido en dos tramos, aplicándose el segundo a partir de agosto.