RAESON (ADNSUR) - Comenzó a sesionar este martes la Legislatura del Chubut y se resolvió que será presidida desde el recinto en Rawson por el vicegobernador, Ricardo Sastre, quien está acompañado por los secretarios legislativos, mientras los 27 diputados se conectaron desde sus domicilios de manera virtual, en lo que será la primera experiencia de este tipo en la historia de la provincia, luego de dos intentos fallidos.

De acuerdo a los temas previstos y abordados ayer en Labor Parlamentaria, se trata de una sesión fundamental para el futuro inmediato del gobierno y de los empleados públicos provinciales, ya que hay dos temas que el oficialismo pretende que se puedan tratar sobre tablas con mayoría especial y que sean aprobados de manera inmediata: se trata de dos autorizaciones de nuevos endeudamientos para ser destinados al pago de salarios, tal como anticipó el gobernador Mariano Arcioni.

Ambos proyectos fueron enviados en las últimas horas luego de las negociaciones mantenidas con el gobierno nacional, y en un caso corresponde a aprobar el convenio con el Fondo Fiduciario Federal para tomar $ 5 mil millones en tres cuotas –la primera de las cuales podría llegar esta semana y ser destinada al pago de haberes a los rangos 1 y 2 del mes de agosto junto con el personal de Salud-; y en el otro, de una autorización para emitir Letras por el sistema “dólar linked” en un plazo mínimo de 12 meses y un máximo de 30 meses.

Respecto al resto de los temas que tratará la Cámara este martes, también figura en el Orden del Día el pliego de Javier Alvaredo como nuevo presidente del Banco del Chubut S.A., y otro proyecto para ampliar el plazo para la adhesión de empleados públicos al programa de Abstención del Débito Laboral y Sistema de Retiro Voluntario.

Foto: ADNSUR
Foto: ADNSUR

Además, en la minuta confeccionada con todos los temas que ingresaron desde la última sesión, figura el endeudamiento por $ 500 millones para ser destinados a sueldos del Poder Judicial, la aceptación de la renuncia al ministro de la Corte, Miguel Donnet, varios Decretos de Necesidad y Urgencia con restricciones producto de la pandemia, y especialmente, una larga lista de pedidos de juicio político contra los ministros de Seguridad, Federico Massoni, y de Salud Federico Massoni. Se trata de una serie de pedidos individuales que cuestionan el accionar de los funcionarios por las medidas restrictivas tomadas durante la cuarentena, que ascienden a un total de 27 presentaciones.

Finalmente, se va a desarrollar una sesión virtual acordada con el Gremio Legislativo, que si bien mantenía medidas de fuerza durante todo el último mes producto de la demora en el pago de haberes, tras negociaciones del vicegobernador Ricardo Sastre -que incluso en un momento no descartaba la convocatoria a una sesión especial- se terminó acordando la colaboración del personal luego de que el Gobierno depositara la totalidad del mes de julio de los rangos 3 y 4.

ESCONDIDAS

Hasta este lunes a la noche, aún era imposible anticipar el resultado de las votaciones sobre los endeudamientos, porque más allá del oficialismo, los 9 diputados del interbloque y los 8 del justicialismo recién tenían previsto reunirse este lunes después de las 21 para fijar una posición, en lo que marcaba en la previa posturas encontradas y diversidad de criterios entre los legisladores. Es decir que recién a primera hora de la mañana, minutos antes de la sesión, habrá un panorama más claro de si el Ejecutivo contará o no con los votos para conseguir fondos para sueldos.

De acuerdo al relevamiento realizado por ADNSUR, en el justicialismo se notó mucho hermetismo y nadie se animó a pronosticar una posición, aunque es probable que pueda pesar el hecho de que el convenio del Fondo Fiduciario fue firmado por funcionarios nacionales del gabinete de Alberto Fernández, como una herramienta de ayuda a la provincia. Sin embargo, esto no implica un acompañamiento aún, y mucho menos al endeudamiento en Letras, el tema más difícil para ser aprobado.

Un panorama similar se observaba en el interbloque, donde es probable que se pudieran conseguir los votos para aprobar el Fondo Fiduciario porque el dinero sería destinado de inmediato este viernes al pago de salarios a policía, personal de salud y todo el primer y segundo rango. Pero en cambio, parece difícil por ahora que se autorice el nuevo endeudamiento en Letras, aunque hay quienes planteaban que un arma de negociación podría ser que ese dinero (entre $ 4 mil y $ 5 mil millones) se coparticipara con los municipios.

Hay que tener en cuenta que para que se traten ambos temas sobre tablas, algo no previsto en el reglamento para un asunto presupuestario, deben obtenerse dos tercios, es decir, 18 votos. Una vez que esto se consiga, hay que dejar en claro que la Constitución del Chubut exige la mitad más uno de los votos, es decir al menos 14, para aprobar la autorización de un empréstito.

De este modo, la sesión tiene un interés vital en dos aspectos: en lo económico, para ver si se obtienen los fondos para el pago de sueldos y la salida del pago escalonado en noviembre que anunció el gobierno. En lo político, para ver cómo se para cada uno de los diputados respecto a la gestión de Mariano Arcioni, ya que la no aprobación podría implicar un serio riesgo para la gobernabilidad.