El titular del Banco Nación, Claudio Lozano, pidió este miércoles mantener el impuesto a la riqueza mientras dure la pandemia de coronavirus, al afirmar que el mismo es "un aporte absolutamente imprescindible” para la lucha contra la epidemia, y aseguró que le propuso a Alberto Fernández implementar un salario universal para 9 millones de personas.

“Para nosotros este impuesto (en referencia al impuesto a la riqueza), digamos la verdad, mientras se mantenga el tema de la pandemia y no exista una reforma integral, es algo que debería mantenerse. Es un aporte absolutamente imprescindible", explicó el economista en diálogo con Nobleza Hormiga, por FM La Patriada.

“Debería mantenerse mientras no se haga una reforma integral del sistema impositivo, que es lo que necesitamos”, agregó.

“Ha sido tan importante el impuesto a la riqueza… Hubo algunas actitudes realmente miserables de ciertos multimillonarios que lo llevaron a la Justicia. Es bueno dejar en claro que fueron una minoría. No fue la gran mayoría y, por lo tanto, la recaudación ha sido muy importante”, dijo además, sin nombrarlos, en una clara referencia a los ex futbolistas Gabriel Batistuta, Carlos Tévez, Diego Placente y Christian Bassedas, que se presentaron ante la Justicia para evitar el aporte.

Además, Lozano remarcó que mantuvo una reunión con Alberto Fernández para proponerle implementar un salario universal para 9 millones de personas, una idea que según dijo, el mandatario "lo recibió bien y planteó que eso habría que discutirlo a la luz de la disponibilidad de los recursos”.

“Estamos planteando la necesidad de un ingreso básico y universal que coloque a todos los hogares por encima de la indigencia. Eso implica que todas las personas entre 18 y 65 años en situación de informalidad y desempleo perciban un ingreso equivalente a la línea de indigencia para todo adulto mayor, que la calcula el INDEC y está aproximadamente en $8.500”, explicó al respecto.

Y cerró: "Junto con la AUH (asignación universal por hijo) permitiría garantizar una renta básica para todos los hogares, que equivale a la canasta de indigencia, permitiendo garantizar un piso alimentario en la Argentina”