CAPITAL FEDERAL - El desplazado titular de la disuelta Unidad AMIA, el radical Mario Cimadevilla, acusó al ministro de Justicia, Germán Garavano, de "querer tener un control absoluto de la querella" en la causa por la explosión de la mutual judía. Ayer, el exfuncionario presentó una denuncia contra Germán Garavano , y parte de su cartera por desistir de acusar a los exfiscales a cargo, Eamon Mullen y José Barbaccia. Consultado por el accionar del ministro, el exfuncionario arremetió: "Revocar la denuncia contra los fiscales fue una orden de Garavano".