La Justicia concedió este jueves la libertad condicional al ex vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, quien se encuentra cumpliendo arresto domiciliario en el marco de la causa Ciccone.

Boudou, condenado a 5 años y 10 meses de prisión, fue beneficiado con la medida por el juez Ricardo Basilico luego de haber hecho en prisión domiciliaria cursos de filosofía, organización de eventos y electricidad, lo que le permitió rebajar su condena y acceder antes de tiempo a la libertad condicional, dado que ya tiene cumplida los dos tercios de la misma.

En el marco de la decisión, se ordenó que quien fuera también ministro de Economía de la Nación durante la gestión de Cristina Kirchner deberá residir en el lugar donde declaró -donde actualmente se encuentra en prisión domiciliaria- y no podrá mudarse sin autorización previa del Tribunal.

Además, no podrá cometer nuevos delitos y deberá someterse al control de la DECAEP, organismo que cada dos meses deberá remitir al juez si efectivamente Boudou cumple con su disposición.

Por otro lado, el ex funcionario tampoco podrá salir del país sin autorización.

"Considero que los hechos por los cuales Boudou fue condenado resultan de sustancial gravedad y que ello de algún modo obstaculiza la posibilidad de otorgar una libertad anticipada, de acuerdo con los compromisos internacionales que el Estado Argentino suscribió para aunar los esfuerzos y poder prevenir, detectar, sancionar y erradicar la corrupción en el ejercicio de las funciones públicas", indica el fallo del juez Basílico.

Tras la decisión, personal del Programa de Asistencia a Personas Bajo Vigilancia Electrónica concurrirá en las próximas horas al departamento que el economista posee en Barracas para retirarle su tobillera electrónica.