COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El presupuesto aprobado el martes pasado tiene una diferencia importante entre los ingresos y los gastos, ya que por el primer ítem la recaudación proyectada es del orden de los 124.000 millones de pesos, mientras que el total de gastos es de 140.000,5 millones de pesos, lo que implica un déficit inicial de 16.000 millones, incluyendo los 11.000 millones de pesos de deuda financiera previa a este ejercicio.

De este modo, los ingresos estimados por regalías representan un 25 por ciento del total de ingresos provinciales, aunque con la salvedad de que se toman parámetros prudentes, debido a que la pandemia podría marcar nuevas variables negativas para la actividad, más allá del recupero que muestran los precios del petróleo en las últimas semanas.

Del mismo modo, cualquier variación en el tipo de cambio (que se toma a un promedio de 102,40 pesos por dólar, en sintonía con el presupuesto nacional) podría determinar un incremento de recursos, al igual que una variación positiva en la producción, lo cual dependerá de las señales del mercado internacional. 

Recaudación de impuestos propios

En lo que hace a recaudación de impuestos propios, la presentación del presupuesto a la Legislatura pondera especialmente la puesta al cobro del impuesto Inmobiliario Rural, que no se venía aplicando durante los últimos años. Sin embargo, la recaudación por ese concepto en este primer año no contempla un monto importante frente a la magnitud de los gastos del Estado, ya que el total previsto en este primer año de vigencia es del orden de los 76 millones de pesos. 

"Para el cobro de este tributo se viene realizando un trabajo de análisis, control y depuración sobre las partidas inmobiliarias informadas por la Dirección General de Catastro e Información Territorial -indica la nota de presentación del presupuesto-, a fin de posibilitar el cálculo, notificación y cobro del impuesto a los Inmuebles situados fuera de ejidos urbanos y los inmuebles rurales".

Por otra parte, en lngresos Brutos se proyecta una recaudación superior a los 21.100 millones de pesos, lo que representa un 47 por ciento de incremento frente a los 14.279 millones recaudados durante 2020, según surge del proyecto aprobado  esta semana.

Entre las acciones para mejorar la recaudación, se destacan: “Fortalecimiento de la gestión de cobranza mediante la detección activa de contribuyentes morosos, con el fin de perseguir su cobro aplicando herramientas informáticas que permitan generar operativos masivos de reclamos de deuda”.