Veinte años de hegemonía política transcurrieron en Chubut hasta hoy, con el triunfo de la alianza Juntos por el Cambio (entre el PRO y el radicalismo) que deposita a Ignacio Torres y Edith Terenzi como senadores por la mayoría en Chubut y a Carlos Linares ocupando la banca destinada a la segunda fuerza elegida en el distrito (Frente de Todos); y Ana Clara Romero logrando su banca en Diputados derrotando a la también futura legisladora Eugenia Alianello.

Si se observan las elecciones nacionales para cargos legislativos en Chubut de las mencionadas dos décadas, hay un dato que salta a la vista: en todos los turnos electorales en los que hubo boleta larga, con candidatos presidenciales, había habido un claro triunfo del justicialismo, en las sucesivas alianzas enroladas en el FPV. En cambio, en los turnos con boleta corta, sin “efecto arrastre”, siempre se impuso la fuerza provincial armada por Mario Das Neves, también alineado en el justicialismo de base. Nunca una victoria de una fuerza externa a la corriente peronista.

Como repaso histórico previo, hay que decir que el último triunfo de una fuerza distinta al peronismo había sido en las legislativas de 2001, cuando el radical Gustavo Di Benedetto triunfó sobre la lista de Victor Cisterna. Luego a partir de 2003, Mario Das Neves fue electo gobernador por el PJ. Con ese partido, luego aliado con el kirchnerismo como Frente para la Victoria, hubo amplios triunfos en las legislativas de 2005, las provinciales y las presidenciales en 2007, y luego las legislativas de 2009.

En 2001, el radical Gustavo Di Benedetto se impuso al justicialista Victor Cisterna, y ambos llegaron a la Cámara de Diputados.
En 2001, el radical Gustavo Di Benedetto se impuso al justicialista Victor Cisterna, y ambos llegaron a la Cámara de Diputados.

Luego vino la división interna de 2011, en la que triunfó a gobernador Martin Buzzi sobre Carlos Eliceche, dos listas dentro del mismo PJ. Ese fue el nacimiento de dos fuerzas, el kirchnerismo y el dasnevismo, que acapararon la mayoría de los votos durante los años siguientes. El primer turno en esa disputa fue en octubre de 2011, y el efecto arrastre de la boleta de la reelección de Cristina Kirchner le dio un resultado abrumador al FPV, que se quedó con las tres bancas en diputados, es decir, Carlos Eliceche (luego reemplazado por Mónica Contrera), Cristina Ziebart y Juan Mario Pais.

Pero en 2013 el escenario fue totalmente distinto. Sin boleta presidencial para colgarse, los candidatos del FPV para diputados, encabezados por el entonces ministro nacional Norberto Yauhar, perdieron por amplio margen contra la boleta del Pach, encabezada por Mario Das Neves junto a Nelly Lagoria, que se quedaron con las dos bancas.

Chubut: Elecciones Legislativas de los últimos 10 años

Luego Mario Das Neves creó el partido provincial Chubut Somos Todos, que si bien triunfó en la categoría a gobernador en 2015, fue con boleta corta sin candidato a presidente. En tanto el FPV, que llevaba a Daniel Scioli, salió en primer lugar, ganando dos senadores (Mario Pais y Nancy González) y dos diputados nacionales (Santiago Igón y Ana Llanos). El segundo lugar fue para el dasnevismo, que llevó a la Cámara de Senadores a Alfredo Luenzo, y a diputados al camionero Jorge Taboada.

Precisamente, el partido dasnevista ganó las tres elecciones provinciales de 2015, 2017 y 2019. En tanto en las elecciones presidenciales, siempre el triunfo en Chubut fue del kirchernismo sobre Cambiemos: Scioli se impuso a Macri en 2015, y Alberto Fernández también sobre Macri cuatro años después.

Mario Das Neves junto a Nelly Lagoria, festejando el amplio triunfo en las legislativas de 2013.
Mario Das Neves junto a Nelly Lagoria, festejando el amplio triunfo en las legislativas de 2013.

Recapitulando, la elección legislativa de 2017 nuevamente fue boleta corta, sin candidatos a presidente, y esto volvió a marcar nuevamente la caída del PJ, esta vez al tercer lugar. El resultado final le dio el triunfo a la lista del Chusoto, con el 33 %, en una boleta encabezada por el entonces vicegobernador Mariano Arcioni, quien no asumió y cedió su lugar a Rosa Muñoz. El segundo diputado lo aportó esta vez Cambiemos, que salió en segundo lugar con el 31 %. Fue entonces Gustavo Menna quien accedió a la Cámara Baja.

La última elección de la década fue en 2019, y otra vez se dio la lógica de las elecciones con boleta larga. Fue triunfo para el PJ-Frente de Todos, que llevaba la fórmula presidencial Fernández-Fernández. Su lista para el Congreso en Chubut ganó y ubicó a Santiago Igón y Estela Hernández, mientras que Juntos por el Cambio salió en segundo lugar, y obtuvo una banca en Diputados Ignacio Torres.

Es decir que el resumen arroja que, en los cinco turnos electorales legislativos de la última década, el justicialismo kirchnerista ganó en los tres con boleta larga presidencial (2011, 2015 y 2019) y el dasnevismo lo hizo en las dos con boleta corta (2013 y 2017). Una tendencia firme que se alternó ordenadamente hasta un 2021 marcado por la post-pandemia donde el justicialismo no logró convertirse en la opción dominante. 

Recordemos que, en el caso de la categoría senadores, la fuerza más votada se queda con dos bancas, y la segunda más votada con una. Hoy el Frente de Todos cuenta con las tres bancas chubutenses (Pais, González y Luenzo) en su propio bloque en la Cámara Alta, lo que significa que la derrota de Carlos Linares (si bien lo deposita en una banca) le hace perder al oficialismo nacional dos lugares clave en el Senado presidido por Cristina Fernández de Kirchner, la líder política del comodorense.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!