RAWSON - Por la mínima diferencia el comodorense César Herrera se quedó con la presidencia del Comité Provincia de la UCR frente a su adversario Raúl Barneche en una elección con voto secreto, que terminó 29 a 28, y con ausencias llamativas.  Hubo algunos votos sorpresivos como en Trelew, donde se pensaba que José Luis Punta y Orlando Vera podían llegar a acompañar a Barneche. También hubo ausencias claves y votos inesperados que adjudican al cimadevillismo.

El plenario de delegados, en el Centro Español de Rawson, comenzó con una polémica a las 11 horas. Damián Biss propuso votar a mano alzada, pero se encontró con la resistencia del sector de Herrera, que pidió votar a sobre cerrado. El sector de Barneche fue el que introdujo hace dos años la moción del voto secreto y se quedó con la presidencia por un voto. Esta vez ocurrió lo mismo pero el resultado fue a la inversa.

En tanto, en medio de una fuerte discordia, Herrera no logró el quórum para elegir autoridades de la Convención. Aunque esto no impidió que las partes en pugna degustaran una sabrosa paella que organizó Barneche antes de despedirse.

Asimismo, Orlando Vera, del Frach, se quedó con la vicepresidencia 1ª del partido, que Herrera le negó al sector de Sergio Ongarato, de Esquel, representado por Karina Otero. A cambio le habrían ofrecido otras vicepresidencias pero las rechazaron.

Como vicepresidenta 2ª quedó Silvia Villanueva, de Río Senguer; vicepresidencia 3ª Alfredo Saihueque de Epuyén; vicepresidencia 4ª José Nélido Chingoleo de 28 de Julio; y vicepresidencia 5ª Gladys Sánchez de El Hoyo.

CAYÓ LA CONVENCIÓN

En medio de enojos y especulaciones, la Convención Provincial no alcanzó a reunir los 52 convencionales para elegir como presidente a José Luis Punta, el elegido de Herrera tras la ajustada victoria. Similar a la elección del Comité apenas les faltó un voto para conseguir el quórum.

Al parecer, el primero en bajarse fue Sergio Sepiurka, de Esquel, quien tenía las fichas puestas para quedarse con la presidencia. Lo imitaron otros convencionales afines a Barneche, en medio de fuertes discusiones y rumores de supuestas «traiciones». La Convención tenía previsto habilitar las alianzas con el PRO, el ARI y otros partidos en el esquema de Cambiemos.

Según las fuentes, algunos sectores de la línea de Barneche temieron que Herrera podría llegar a dar vía libre a la fórmula de Cambiemos, Ignacio Torres-Jacqueline Caminoa, lo que precipitó a que convencionales se retirasen. En mayo Herrera tendría que llamar a la Convención, que es el órgano que va a manejar la Junta Electoral durante las legislativas.

Fuente: El Chubut