COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) -  La alta  ocupación de camas en terapia intensiva,  ante los casos que se agravan de coronavirus y otras patologías,  sigue siendo un hecho preocupante durante las últimas semanas  en  Comodoro Rivadavia. La situación se evidencia con ambulancias que deben recorrer hospitales y clínicas médicas en busca de una cama.

Esta situación se agrava ahora aún más,  ante el cierre de dos camas de la Unidad de Terapia Intensiva (UTI). Según informaron fuentes oficiales ADNSUR, en las últimas horas se registró el cierre de dos camas de terapia intensiva en el Hospital Alvear. La medida habría sido tomada en el marco de un reclamo salarial por parte de los profesionales de salud, quienes reclaman que  perciben salarios por debajo de quienes prestan servicios en el Hospital Regional.

Por lo que las camas en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) se redujeron de  9 a 7 en el Hospital de la zona norte.

ALTA DEMANDA

Por su parte, el director del Hospital Alvear, Gustavo Blanco,  reconoció que “siempre hemos tenido una ocupación importante” de camas tanto en camas de terapia intensiva como terapia intensiva.  “El hospital trata pese a todas  las adversidades y los compromisos que tiene con la gente de  salud  que tiene un desgaste propio, tratar de acomodar el servicio para prestar el servicio de la forma más eficiente”, dijo en diálogo con ADNSUR.

Sobre el panorama actual, Blanco explicó que “ al principio tenemos semanas que tenemos mucha consulta, mucha internación y  obviamente las camas de terapia intensiva siempre  son un lugar extremadamente complejo y con una necesidad muy alta de ocupación.   La semana pasada tuvimos lleno total hasta el fin de semana” dijo tras reconocer que la situación es muy dinámica. 

Y afirmó que: "Tenemos completo con todas las camas ocupadas” detalló sobre la situación de la terapia intensiva e intermedia por estos días. El hospital cuenta con 52 camas y reconoció que debido a la población que atiende “siempre vamos a tener una internación importante”. Mientras aclaró, que “La idea es tratar de no disminuir la cantidad de camas pero también entendiendo que el personal  de salud en el 2020 no se licenció como  es el caso de los terapistas, enfermeros,  kinesiólogos y demás" y por ello, afirmó que se esta tratando de darles unos días para que puedan descansar entendiendo la continuidad de la pandemia durante estos meses.

Según explicó, si bien el personal  de salud ha comenzado a vacunarse con la Sputnik,la inmunidad completa demorará unos meses y  por ello, le pidió a la población seguir respetando las normas sanitarias para evitar contraer coronavirus.  “Necesitamos esa ayuda porque no vemos otra opción tampoco”, concluyó.