La vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, se encuentra este viernes al mediodía ejerciendo su defensa luego de que en la instancia anterior el tribunal le negara la posibilidad de expresarse.

En el inicio de su exposición en el marco de su alegato en el juicio oral y público que se le sigue por el presunto direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz, reafirmó que le fue “negado" su derecho a ejercer su defensa tras el alegato del fiscal Diego Luciani.

 Y destacó el alegato expuesto por uno de sus abogados, Carlos Beraldi, al considerar que dejó a la luz “todas las arbitrariedades de este juicio”, así lo señaló 

Causa Vialidad: "Un gobierno elegido por el pueblo no puede ser considerado una asociación ilícita”, afirmó Cristina Fernández

“Estamos ante un claro caso de prevaricato. Voy a pedir que se extraiga testimonio de todos y cada una de las mentiras de los fiscales, contrastadas con las pruebas que tuvo este juicio", manifestó Fernández de Kirchner, y dijo que "si no fuera abogada, estaría en un estado de indefensión".

"Quiero  que el mundo pueda observar lo que fue este juicio", continuó, y recordó que “jueces y fiscales de este juicio jugaron al fútbol en la quinta de Mauricio Macri”, al hablar en su defensa en la última jornada de alegatos en el proceso oral y público que se le sigue por el direccionamiento de la obra pública en la provincia de Santa Cruz.

La vicepresidenta señaló hoy que para los fiscales "tres gobiernos constitucionales fueron considerados como asociaciones ilícitas para hacer 51 contratos de obra pública en Santa Cruz" y que esa enunciación "no puede ser tomada en serio y raya en el ridículo", al hablar en la última jornada de alegatos de su defensa en el proceso oral y público que se le sigue por la denominada causa Vialidad.

“Militamos (con Néstor Kirchner) toda la vida para llegar a la Presidencia y hacer 51 contratos de obra pública. Eso no se puede tomar en serio”, remarcó la titular del Senado, según publica Telám.

Asimismo, la presidenta de la Cámara de Senadores afirmó hoy que “un Gobierno elegido por el pueblo no puede ser considerado como una asociación ilícita” y evaluó que los jueces y fiscales que intervienen en el juicio por la obra pública en Santa Cruz "creen que son más que nosotros y pueden juzgar todo".

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!