El ex vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, podría quedar en libertad condicional a partir de mañana, luego de haber sido beneficiado con la reducción de su condena por la causa Ciccone tras haber estudiado en la cárcel.

Boudou, quien también se desempeñó como ministro de Economía de Cristina Kirchner, que fue condenado a 5 años y 10 meses de prisión por cohecho y negociaciones incompatibles con la función pública relacionadas a la empresa Ciccone, que imprime papel moneda, y actualmente se encuentra purgando su pena en su domicilio, con tobillera electrónica.

En las últimas horas el juez Ricardo Basílico pidió hoy informes al Servicio Penitenciario Federal sobre la conducta de Boudou, y en caso de ser positivos el ex funcionario podrá firmar este martes su libertad.

En base a la normativa vigente, los presos con buena conducta pueden acceder al beneficio de la libertad condicional una vez cumplidos los dos tercios de su condena, y en el caso de Boudou estos tiempos se aceleraron tras haberle sido reconocido en dos oportunidades el haber estudiado en prisión.

Luego de que el juez Daniel Oligado acortara este proceso en 10 meses, la semana pasada  los jueces de la Sala IV de la Cámara de Casación, Angela Ledesma y Mariano Borinsky, con la disidencia de su colega Javier Carbajo, le reconocieron el hecho de haber obtenido una diplomatur a en Flasco, reduciendo así la pena un mes más.