COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR/Escuchá la entrevista) - Tras la presentación del recurso de amparo colectivo por parte del municipio de Río Grande contra la adjudicación de áreas off shore para la exploración petrolera en el mar territorial argentino -en una de las cuencas que involucra a Malvinas-, la ex embajadora argentina ante el Reino Unido, Alicia Castro, dialogó con Actualidad 2.0 y resaltó los aspectos en los que esta licitación internacional vulnera los derechos soberanos argentinos sobre Malvinas. "Espero que la justicia pueda detener esta concesión que, entre otros temas gravísimos, no tiene un estudio de impacto medioambiental", anheló.

"Cuando era embajadora en el Reino Unido logré la adhesión de organizaciones abientalistas británicas en contra de una exploración como la que se pretende en el Atlántico Sur sin una vinculación logística apropiada con el continente", dijo y ejemplificó: "Si no hubiera una adecuada ingeniería y relación con el continente, un derrame en una plataforma costa afuera en las Malvinas podría alcanza el continente en una o dos semanas. Es un tema muy serio”.

"Por otro lado, el Gobierno pretende adjudicar hoy áreas petroleras a empresas británicas en la cuenca Malvinas a sólo 100 km de nuestras islas, lo que quiere decir que brindarán toda la información geológica, sísmica sin recaudos jurídicos ni diplomáticos adoptados para evitar que empresas británicas o asociadas obtengan información estratégica sobre la plataforma continental argentina que puede ser utilizada contra los intereses de nuestro país", sumó la ex embajadora. 

Castro explicó que si bien "no tenemos una guerra con Gran Bretaña", sí hay "una controversia y sí hay una base militar gigantesca que tiene casi 2 mil efectivos británicos, buques de guerra, tanques, misiles y un submarino con capacidad nuclear. La Argentina va a brindarle toda esa información geológica al usurpador”, remarcó teniendo en cuenta que hay continuidad geológica en la cuenca Malvinas oeste –que se sacó a licitación- con la cuenca Malvinas sur, por lo que toda la información puede ser aprovechada para explotar el petróleo en términos ilegales.

Elena Yrrazabal on Twitter

Tal como informó días atrás ADNSUR, el Observatorio de la Energía dirigido por el investigador Federico Bernal (OETEC) sostiene que una de las petroleras que ganaron la reciente licitación para explorar áreas off shore cerca de Malvinas, Tullow, ha sido operadora de 7 licencias exploratorias otorgadas por el gobierno isleño, además de que tendría vinculación con Rockhooper, una de las petroleras que hoy busca explotar el petróleo de las islas, pese a que la legislación argentina impide esas acciones. 

“Tullow operó siete licencias en Malvinas otorgadas por el ilegítimo gobierno isleño”, especificó Castro y agregó que "la concesión es ilegal porque es violatoria de la ley y también es violatorio todo este contexto de la Constitución Nacional porque el mandato constitucional impone que la recuperación del ejercicio de soberanía sobre Malvinas es permanente e irrenunciable del Estado Argentino y con la sesión de estos bloques de áreas petroleras a empresas británicas se está consolidando la presencia británica en Malvinas en violación de la constitución".

"Esto es claramente perjudicial, es el petróleo que pertenece a 44 millones de argentinos y se lo están cediendo a los británicos para darle el dinero al FMI", lamentó.

Sobre la empresa estatal noruega Equinor, dijo que es "una de las adjudicatarias previstas en sociedad con YPF. No se entiende por qué nos e concedió uno de esos bloques a YPF", cuestionó y reiteró: “Esto es atentatorio contra los intereses de la Argentina y la soberanía nacional”.