CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El interbloque de Cambiemos fracasó este jueves en dar media sanción al proyecto de ley conocido como "ficha limpia". Se trata de la iniciativa que impide a personas condenadas en segunda instancia por delitos de corrupción a postularse como candidatos a cargos públicos.

Sólo 101 diputados se sentaron en sus bancas. Además del bloque de Cambiemos, estaban los legisladores de Consenso Federal, comandados por Graciela Camaño, y de Argentina Federal, que lidera Pablo Kosiner. El Frente para la Victoria y los bloques aliados al presidente electo Alberto Fernández, como los diputados de izquierda no bajaron al recinto, detalló La Nación.

De no tratarse antes de fin de mes, la iniciativa perderá estado parlamentario ante la inminente renovación parlamentaria. De allí el apuro de Cambiemos por insistir en el tratamiento del proyecto, el cual es motorizado por la ONG Change.org. Se recolectaron 311.000 firmas a lo largo de 15 meses a favor de la iniciativa.

El presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Pablo Tonelli, lamentó la falta de quorum en el recinto y destacó que el proyecto, que ya tuvo dictamen en 2017, propone que "aquellas personas condenadas por cierto tipo de delito y que tengan una condena confirmada en segunda instancia, queden inhabilitadas para ser candidatos en cargos públicos".

A su vez, recordó que "hoy en día eso no ocurre", pues se debe aguardar a que la sentencia quede firme. "Un trámite que suele durar décadas", indicó. 

Consideró que la inhabilitación previa para esas personas sería "un gran paso en la lucha contra la corrupción", y puso como ejemplo que a la administración pública "no se puede ingresar si se está procesado por delitos dolosos", recordando cuando se le impidió a Raúl Romero Feris ser candidato a senador nacional con una condena no firme.