En noviembre, el oficialismo llevará al recinto el pedido de desafuero de la expresidenta solicitado por el juez Bonadio. 

Cambiemos en una encrucijada por el desafuero de Cristina

BUENOS AIRES (ADNSUR) - Cambiemos el mes que viene llevará al Senado el pedido de desafuero pendiente contra Cristina Fernández de Kirchner, informó hoy La Voz del Interior. El objetivo es cumplir con sus votantes. Sin embargo, la administración de Mauricio Macri sabe que le dejará servido el escenario para declararse una perseguida política.

Según cálculos de la presidencia del Senado, el plazo para tratar el pedido de desafuero del juez Claudio Bonadio vence el jueves 13 de diciembre, cuando se cumplirán 180 días hábiles desde que se constituyó la Comisión de Asuntos Constitucionales, que recibe y trata los pedidos de desafuero sobre los senadores (lo mismo en Diputados).

Después de la eventual aprobación del Presupuesto 2019, Cambiemos se meterá de lleno en este asunto, pero entre sus integrantes ya conocen el final: rechazo.

En el entorno del hombre fuerte del Senado, Miguel Pichetto, confirmaron a La Voz que “no hay ningún cambio de postura” en el interbloque Argentina Federal respecto del desafuero de Cristina: no lo habilitarán.

Según la llamada doctrina Pichetto, el desafuero se aplica únicamente cuando sobre un integrante del Senado pesare una condena judicial firme. Cristina, se sabe, está procesada, pero no está condenada en ninguna causa.

Por eso, para Cambiemos los dos tercios son imposibles de alcanzar.

De todas maneras, la decisión de Cambiemos de tratar el desafuero es irrenunciable. Algunos integrantes inclusive analizan proponer límites para Bonadio y suspender los fueros de la expresidenta solamente durante un año, y no in aeternum, como en el caso del diputado Julio De Vido.

Al respecto, el senador cordobés Ernesto Martínez presentará un proyecto de modificación de la ley de fueros (25.320) para que el juez que solicite un desafuero lo justifique con un avance efectivo de la causa.

“Un desafuero sine die es directamente anular un mandato popular de un legislador nacional. Uno facilita la acción de la Justicia, pero que la Justicia accione. Si no, se convierte en dueña de los mandatos”, afirmó el senador de Cambiemos a La Voz, y agregó que el plazo que propondrá en su proyecto es de dos años.

En su proyecto de reforma de la ley de fueros, Martínez también establece que el juez ya no tenga necesidad de solicitar autorización al Congreso para realizar allanamientos, y sugerirá que a estas inspecciones judiciales deban acudir en calidad de veedores dos senadores (o dos diputados, según el caso) que sean designados por la presidencia de la cámara.

Se debe recordar que este es el único pedido de desafuero en curso en la Cámara Alta. El juez Bonadio pidió prisión preventiva para Cristina Kirchner con el fin de avanzar en la investigación por el supuesto encubrimiento del atentado a la Amia, causa iniciada por el fiscal Alberto Nisman, fallecido en dudosas circunstancias el 18 de enero de 2015.