COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR / El análisis de la noticia) - Los resultados de las PASO 2017 dejaron como primera conclusión un reposicionamiento de la fuerza Cambiemos en la provincia, con una buena cosecha de votos que lo catapultó hasta un expectante segundo lugar en lo que respecta a la candidatura individual de Gustavo Menna –muy cerca de Mariano Arcioni, a sólo 3.500 votos de distancia-, mientras que en Comodoro logró un total de 29.749 votos que lo ubicaron como el candidato más votado: atrás quedó aquí el vicegobernador, con 21.137 y el propio Ricardo Fueyo, que si bien contabiliza 42.278 sufragios del total del FPV, las boletas que llevaron su nombre en esa interna fueron 16.760. El dato significativo es que en la urbe petrolera, el candidato de Cambiemos se impuso en varias mesas de escuelas tradicionalmente “peronistas”, lo que llamó la atención de gran parte del arco político.

El indicador es llamativo porque permite inferir un mensaje de los votantes que ha atravesado a distintas capas sociales, lo que sin dudas plantea un desafío para unos y otros de cara al 22 de octubre: para el peronismo, para descifrar de qué modo interpretar y en todo caso contrarrestar el fenómeno. Para Cambiemos, porque obviamente buscará retener ese caudal y profundizarlo en la elección general, si lo que pretende es recuperar una banca en la Cámara de Diputados de la Nación, tras años de ostracismo de esa fuerza política.

¿Hubo un “voto clasista”? Más allá del exabrupto del gobernador al hablar de un “voto gorila” en Rada Tilly, ciudad en la que reside el propio vicegobernador Arcioni, también desde el arco contrario campeó ese prejuicio: Ricardo Fueyo pidió evaluar la composición del voto favorable al radicalismo, para saber si en los barrios más alejados del centro se registró una buena performance de Cambiemos.

La respuesta proviene desde el mismo sector justicialista: “No ganaron escuelas completas, pero sí ganaron varias mesas de escuelas en las que históricamente ganábamos nosotros –reconoce uno de los dirigentes de la mesa chica del PJ local, activo por estas horas en recomponer puentes con el resto de las 5 líneas que se disputaron la interna-. Y otro fenómeno que se observó es que en las escuelas que  sí ganaba habitualmente el radicalismo, en esta oportunidad robaron”, sintetizó.

EL VOTO EN LOS BARRIOS

Algunos números permitirían confirmar lo inherente al posicionamiento en algunas escuelas de sectores barriales: según planillas observadas en las horas posteriores a la elección, en la Escuela 126, del barrio Don Bosco, en 5 mesas Cambiemos se impuso por 283 votos, contra 245 de Chubut para Todos y 142 de la lista 501-Z, de Ricardo Fueyo.

En la Escuela 152, de barrio San Cayetano, en un total de 10 mesas se observan los siguientes guarismos: 603 votos para Cambiemos; 481 de “Por siempre Chubut” (Arcioni) y 459 para la 501-Z de Fueyo.

En la Escuela 184, de barrio San Martín, en un conjunto de 9 mesas Menna se alzó con 366 votos, apenas 1 por encima de Arcioni, mientras que Fueyo logró en ese grupo de mesas 331 votos.

En la Escuela 722 de Palazzo, en un grupo de 8 mesas, se observan 553 votos para Cambiemos; 380 para Chubut para Todos; y 248 para Fueyo.

En la Escuela 197, de barrio Divina Provindencia, en un cómputo que abarca a 6 mesas se observa: 579 para Cambiemos, más del doble que los 252 de Arcioni y 166 de Fueyo.

Este tipo de cruces es el que explica el optimismo que campea las filas radicales y frunce ceños en las veredas de enfrente, si bien cada uno confía en sus propios argumentos de cara al 22 de octubre. En una elección en la que todos “ganaron” (Arcioni como candidato más votado; Menna como el segundo más votado y una posición expectante a partir del respaldo en Comodoro y otras ciudades; Fueyo como el vencedor de una interna que reporta la mayor cantidad de votos como fuera partidaria al FPV, con 99) los primeros análisis de los números permiten inferir que un sector del electorado de la urbe petrolera (compuesto por muchos votantes, pero no por un “un votante” tipo) encontró una manera de llamar la atención.