CAPITAL FEDERAL (ADNSUR)-  El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro del Interior, Eduardo 'Wado' de Pedro, mantuvieron contacto durante el fin de semana y la jornada del día lunes con los distintos gobernadores del país para hablar al respecto del aislamiento obligatorio, renovado en una tercera fase hasta el 26 de abril.

En este sentido, mencionaron que "llegaron algunas pocas propuestas por escrito" que serán analizadas, de acuerdo con el mecanismo dispuesto en el decreto de necesidad y urgencia con el que, el sábado último, el presidente Alberto Fernández dispuso la prórroga de la vigencia del aislamiento social, preventivo y obligatorio por el coronavirus.

Allí, el mandatario encomendó al jefe de Gabinete ser el vínculo con cada gobernador para la evaluación de los pedidos y el funcionario tendrá la posibilidad de "exceptuar la prohibición de circular al personal afectado a determinadas actividades y servicios o a las personas que habiten en áreas geográficas específicas y delimitadas".

De todos modos, el jefe de Estado aclaró que la resolución final será del Poder Ejecutivo nacional, ya que la prioridad es tratar de "aplanar la curva de casos de coronavirus y extender el pico todo los posible hacia más adelante", para evitar el colapso de la red sanitaria ante las consultas e internaciones.

En tanto, a través de una Decisión Administrativa de la Jefatura de Gabinete, Santiago Cafiero involucró a los titulares de las carteras de Salud, de Interior, de Desarrollo Productivo, de Economía, de Trabajo y de Relaciones Exteriores en la unidad que analizará las propuestas de flexibilización de la cuarentena de los gobernadores.