En el marco de la sesión que buscará aprobar la Ley de Reforma del Ministerio Público Fiscal, un importante grupo de personas se concentraron frente al Congreso para protestar en contra del proyecto impulsado por el oficialismo.

“Es un avasallamiento”, manifestaron los allí presentes en relación a la legislación que desató la polémica por un controvertido artículo que establece que la designación del Procurador General se puede hacer con una mayoría absoluta del Senado, en lugar de la mayoría calificada de los dos tercios que rige hoy.

La iniciativa fue impulsada por el sector más cercano a Cristina Kirchner en el bloque Frente de Todos del Senado a mediados de 2020, y entre las reformas más importantes a la ley que propone el proyecto se destacan el método de elección del Procurador General de la Nación; la posibilidad de suspender al jefe de los fiscales en caso de que se active el proceso de remoción y a la composición del Tribunal de Enjuiciamiento del Ministerio Público Fiscal.

Desde las 19, el plenario de las comisiones de Justicia y de Asuntos Constitucionales debate el mencionado proyecto, cuyo texto cuenta con una serie de modificaciones introducidas por el recientemente asumido ministro de Justicia, Martín Soria, en un intento por obtener el consenso para que la iniciativa sea aprobada.

Cabe destacar que el oficialismo cuenta con los votos necesarios en ambas comisiones para alzarse con el dictamen de mayoría, el cual podrá obtener con el ya anunciado respaldo del mendocino José Luís Ramón, de Unidad para el Desarrollo y quien forma parte de la comisión de Justicia; y más allá del rechazo de Graciela Camaño, de Consenso Federal, quien forma parte de ambas comisiones.