COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, repudió el ataque a balazos a la camioneta oficial del ministro Coordinador de Gabinete, Federico Massoni. También criticó las amenazas hacia el ministro de Educación de Chubut, Leonardo de Bella. 

"Repudio el ataque a la camioneta de Federico Massoni, jefe de gabinete de Chubut, y las amenazas a Leonardo de Bella, ministro de Educación. Estamos junto a ellos y rechazamos estos actos intimidatorios que tanto daño le hacen a la sociedad", expresó la ministra nacional en su cuenta de Twitter este martes por la tarde.

 

Patricia Bullrich on Twitter

La camioneta de Massoni recibió al menos seis disparos en la puerta del acompañante.  Se trata de una Nissan blanca en la que se desplaza habitualmente el funcionario provincial. 

El funcionario y su chofer, desconocen el momento en el que se realizaron los impacto de bala están en la puerta del acompañante. El hecho fue denunciado en la Comisaría Segunda de Trelew.

Tal como informó ADNSUR más temprano, Massoni desestimó que el hecho esté relacionado con las protestas sindicales que se registran en la provincia y lo vinculó al narcotráfico.

"Si bien tenemos un conflicto social sindical en la provincia con los trabajadores del Estado, no relaciono este hecho con esas protestas. Venimos realizando una tarea muy fuerte contra el tráfico de narcóticos y creo que debe tener que ver con eso", dijo el ministro, quien recordó que días atrás participó en un operativo "antidrogas" en un barrio de Trelew, donde se produjo la detención de una persona que tenía armas.

"Durante el operativo hubo una persecución a un vehículo al que intentamos primero detener para identificar. Logramos encerrarlo con la camioneta y luego detuvimos a una persona que viajaba con armas en ese auto", contó el funcionario. 

AMENAZAS AL MINISTRO DE EDUCACIÓN

El ministro de Educación del Chubut, Leonardo De Bella, confirmó a ADNSUR, que sufrió amenazas de muerte en su vivienda ubicada en la ciudad de Rawson.

Una caravana de autos, con integrantes que están identificados, concurrió al domicilio del ministro para amenazarlo de muerte si no renunciaba al cargo.

De Bella aseguró que se trató de dos episodios registrados en la noche del lunes 19 de agosto: el primero a las 21.45 horas y el otro a las 22.15 horas. “Eran dos caravanas que andaban a los bocinazos y me gritaban que renunciara”, manifestó.