COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El ministro de Infraestructura, Planeamiento y Servicios Públicos de Chubut, Alejandro Pagani, criticó al secretario de Obras Públicas de Comodoro Rivadavia, Abel Boyero, y lo calificó de “malintencionado”. Además, remarcó que en lo que va del año el gobierno provincial “invirtió en la ciudad más de 1.000 millones de pesos, y obviamente las obras no comienzan y terminan en un solo ejercicio presupuestario”.

“Nuestra gestión tiene planificación y la zona sur de Chubut, que incluye a Comodoro y las otras ciudades de esa región, recibirá el 45 por ciento de la inversiones en materia de obras públicas y servicios públicos del total de 4464 millones que se destinarán en el 2017 en toda la Provincia”, explicó el funcionario provincial.

Pagani indicó que la ciudad de Comodoro Rivadavia “no está bien en materia de servicios y no es responsabilidad de esta gestión provincial, los funcionarios municipales deberían entender que, además de quejarse por los diarios, están para trabajar y solucionar los problemas de los comodorenses, que para eso los votaron”.

PREOCUPACION POR LOS FONDOS DEL BONO

El funcionario señaló que “el gobierno provincial, además de la planificación propia para Comodoro y la zona, convenio la transferencia de fondos por 450 millones de pesos y ese es dinero que tienen que destinar a hacer obras, y la verdad es que nuestra preocupación es que se utilicen bien esos recursos”.

“Y si bien hemos sido respetuosos de las decisiones municipales, nos gustaría que la mayor afectación fuera para obras de servicios básicos”, sostuvo.

CONFRONTACION PERMANENTE

Pagani dijo que  “hay cierta dirigencia que se preocupa por enfrentarse con el gobierno y la gestión de Mario Das Neves. Primero fueron las obras que el gobernador gestionaba ante Nación, como el aeropuerto, la doble trocha Comodoro-Caleta o  la reparación del muelle y las viviendas, todas en ejecución hoy”.

“Después siguieron las licitaciones provinciales, y ahora que en el presupuesto provincial, Comodoro Rivadavia y la comarca tienen una afectación sumamente beneficiosa la preocupación es lo que va a pasar en el 2018, 2019 o 2020”, explicó el ministro.

“Cuando a todas vistas las obras que se proyectan tienen una proyección plurianual y que existe todavía mucho tiempo para discutir los presupuestos de los años posteriores al que viene, a menos que le hayan escrito el comunicado, las expresiones de Boyero son por lo menos desatinadas y fuera de lugar, y tienen mucha mala intención”, concluyó.