CAPITAL FEDERAL - Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, anunció a primera hora de este miércoles que tres empresas multinacionales abandonarían la Argentina para instalarse en Brasil pero dos de las compañías lo desmintieron y el mandatario extranjero borró el polémico tuit.

Leé tambiénJair Bolsonaro enviará al vicepresidente de Brasil a la asunción de Alberto Fernández

“MWM, fábrica de motores americanos; Honda, gigante de automóviles, y L'Óreal, anunciaron el cierre de sus fábricas en Argentina e instalación en Brasil”, había destacado Bolsonaro en Twitter. Se trató de un mensaje que tuvo lugar en medio de la creciente tensión con el presidente electo, Alberto Fernández.

"Es un nuevo gesto de confianza de los inversores para generar más empleos y un mayor crecimiento económico", continuó el jefe de Estado, en una frase que fue interpretada como un refuerzo a su postura acerca de que los gobiernos de Izquierda espantan la llegada de capitales extranjeros.

El Tw que fue borrado.El Tw que fue borrado.
El Tw que fue borrado.

TN.com.ar se comunicó con Honda Argentina, que negó haber tomado la determinación de dejar de producir en la Argentina. "La compañía continuará en el país. En agosto anunciamos la decisión de dejar de producir autos en la Argentina y concentrar la producción en motos, lo que se producirá a partir de mayo de 2020", señalaron a este medio.

Desde L'Óreal también negaron que la afirmación de Bolsonaro sea cierta y afirmaron: “L’Oréal produce en Argentina cerca de 40 millones de unidades por año en sociedad con un productor local. No existe ningún plan para cambiar esto, de hecho nuestra ambición es continuar incrementando la producción local. Argentina es un mercado estratégico para L’Oréal y la compañía está comprometida en acompañar el crecimiento económico del país”.

Tras la victoria de Alberto Fernández y Cristina Kirchner en las PASO, Jair Bolsonaro advirtió que el vínculo con el nuevo Gobierno distaría mucho del que supo mantener con Mauricio Macri, uno de sus favoritos en la región. Incluso, antes de confirmarse el triunfo del kirchnerismo, señaló que Brasil podría recibir "una oleada" de inmigrantes argentinos.

Esta semana, además, Bolsonaro confirmó que no concurrirá a la asunción de Alberto Fernández y que Hamilton Mourao, su vicepresidente, irá en su lugar. Las diferencias con el exjefe de Gabinete "K" se agudizaron luego de que el presidente electo pidió por la libertad del exmandatario, Lula da Silva.

"Nosotros necesitamos de la Argentina y ellos de nosotros", escribió días atrás en un intento por calmar las aguas, y solicitó que el peronismo no adopte medidas restrictivas para el comercio bilateral, que según sus cálculos, alcanzaron los 28.000 millones de dólares entre 2003 y 2015.