“Sí, efectivamente es altamente probable que entre en un proceso de selección”, respondió la magistrada al ser consultada sobre esta posibilidad, en la que sería propuesta por diputados del justicialismo para completar las cuatro vacantes que hoy tiene la corte provincial, sumada a los tres nombres que ya propuso el gobernador Mariano Arcioni.

“Hace un tiempo me habían hecho un pedido similar para ver si era viable enviarlos, fue durante el año 2020 cuando empezó a hablarse de eta posibilidad y yo había señalado que estaba en un proceso familiar y laboral que hacía bastante lejana esa posibilidad –dijo Camila Banfi en diálogo con Periodismo de 10-; pero después se volvió a plantear la propuesta, hace muy poco y la verdad es que nosotras las mujeres operadoras del sistema estamos muy expectantes en lo que tiene que ver con el cupo femenino”.

Banfi reconoció que en el día a día se reivindican cuestiones de género, pero admitió que “cuando vienen estas posibilidades uno se llena de dudas o de miedos y no avanza, pero creo que éstas son las situaciones como para poder ir para delante y estar al menos en un proceso de selección de un cupo femenino, en un Superior Tribunal de Justicia en una provincia tan importante como Chubut. Me honra que alguien, sea del partido político que sea, mencionara mi nombre, teniendo presente que mi única carta de presentación es mi trabajo y los antecedentes de la Universidad de Buenos Aires, que considero que son valiosos, por lo que me honra profundamente”.

La fiscal aclaró que su postura se vincula a la postulación pero advirtió que “estaré en un proceso de selección, como marca la Constitución Provincial y veremos qué ocurre. Igualmente, mientras tanto sigo haciendo mi trabajo como fiscal, que realmente es una pasión que siento y lo voy a continuar desempeñando cualquiera el resultado”.  

Ante la consulta de si su especialización en temas de género implican que trabajaría con ese tipo de objetivo, en caso de aprobarse su postulación, respondió:

“Las mujeres que trabajamos en el sistema hace muchos años que lo venimos haciendo en ese rol y con esa perspectiva; especializarse o realizar un curso de posgrado lo que hace es consolidar todo eso en lo que ya veníamos trabajando, porque el sistema tiene algo particular y es que vale si está en un certificado de una universidad, sea nacional o internacional, pero mi trabajo tiene que ver con la perspectiva de género desde antes incluso de ingresar al Ministerio Público Fiscal, porque la visión que tenemos las mujeres surge de múltiples procesos que vivimos por el hecho de ser mujer. A eso hay que sumar que las penalistas y fiscales estamos en un lugar de mucha congestión y mucha demanda, con un trabajo que a veces no conforma. En definitiva creo que el tema de género es una temática importante para especializarse y para ir hacia delante, pero sabiendo que el trabajo está dentro del hecho de ser mujer y de la perspectiva que una le ha dado desde siempre”.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!