RÍO GALLEGOS - Con la mirada puesta en la Cuenca Austral, el Gobierno Provincial, la Nación y las operadoras trabajan en un esquema para incentivar la producción de gas no convencional. Sería similar al que existe para Vaca Muerta, llevando el millón de BTU a US$ 7,50. Regiría hasta 2021. El próximo lunes habrá un nuevo encuentro de las comisiones técnicas. Se proyectan inversiones por US$ 2000 millones en los siguientes 4 años.

Mientras el norte santacruceño, que se caracteriza por la producción de crudo del Golfo San Jorge, hoy enfrenta una delicada situación por la caída de la inversión en perforación, principalmente de YPF, como resultado del amesetamiento del precio internacional del crudo en torno a los 50 dólares, en el sur de Santa Cruz la cosa es muy distinta. Acuerdos de productividad han incentivado la inversión en perforación para la explotación de gas y ahora se suma un nuevo desafío: la producción no convencional, para lo cual se trabaja en incentivos especiales.

De hecho, entre el Gobierno Nacional y Santa Cruz se está terminando de definir un programa de incentivo a la producción no convencional de gas en esa provincia patagónica, similar al que ya se implementó en Neuquén para Vaca Muerta. En concreto, el Estado subvencionará, mediante subsidios directo del Tesoro, la extracción de tight gas, tal como se conoce en la jerga petrolera al gas proveniente de arenas compactas de baja permeabilidad y porosidad. Esto también alcanzaría al shale gas, según pudo conocer La Opinión Austral.

Las conversaciones están avanzadas y el lunes habría un nuevo encuentro de la comisión técnica que viene trabajando en este programa de incentivo, del que participarán tanto la Nación, como la Provincia y las operadoras.

La potencialidad de la Cuenca Austral de Santa Cruz en los no convencionales se sabe desde la época de Petrobras, que hizo el anuncio del descubrimiento de una cuenca en 2011. Esto quedó ahí y la empresa, que ya estaba en retirada, nunca avanzó en ese sentido. CGC, que se quedó con los activos de Petrobras en la provincia, retomó aquel proyecto y la semana pasada anunció que perforó un pozo horizontal de tight gas, “con tecnología de punta en la producción de gas convencional y tight gas “.

Ese pozo, con 10 etapas de fracturas, fue completado con un sistema de camisas activadas por bolas en lugar de Plug&Perf y ya tiene un rendimiento con picos de producción superiores a los 240 mil metros cúbicos de gas por día, por lo que la empresa apunta a alcanzar el desarrollo comercial de esta cuenca no convencional. De hecho, se desprendió de sus activos de energía renovable en Uruguay para invertir en la cuenca santacruceña.

Tanto el Gobierno Provincial como las empresas de la región consideran que existen recursos por varios TCFs de gas entrampados en la Cuenca Austral. Pero precisan de un precio de incentivo para poder destrabar la ecuación económica de esos proyectos, más onerosos que los convencionales y ese es el objetivo del programa en el que se está trabajando.

“Se pasaría de un precio de 4,30 dólares el millón de BTU a reconocer uno de 7,50 dólares”, señalaron a este diario fuentes entendidas en el tema. Esto estaría avalado por una resolución del Ministerio de Energía de Juan José Aranguren, que oficializaría este programa estímulo.

Por su parte, la Provincia, además de ejercer el contralor, también podría resignar la “mejora” en las regalías con que contaría al cambiar el precio de gas en boca de pozo. Y de esta forma coadyuvar a mejorar la ecuación que requieren las empresas para profundizar las inversiones en la cuenca no convencional.

De acuerdo a lo que trascendió, el programa establecería otorgar un precio diferencial para el tight gas y el shale gas con un sendero decreciente de precios, que va de los 7,50 dólares iniciales a 6 dólares por millón de BTU y se extendería entre 2018 y 2021.

De las comisiones técnicas está participando el ministro de Economía, Juan Donnini, quien se reunió esta semana con Aranguren para tratar de acelerar los tiempos del acuerdo, razón por la cual el próximo lunes habrá un nuevo encuentro técnico para tratar de dar las puntadas finales al programa.

Las proyecciones del Ministerio de Energía para la Cuenca Austral podrían llegar a los 2 mil millones de dólares de inversión en los siguientes cuatro años.

EL PRINCIPAL ESCOLLO

Tal como pasó con Vaca Muerta, Energía pretende que exista en paralelo una adenda al convenio colectivo de trabajo de la actividad petrolera. “Pone la Nación, la Provincia y las operadoras, también los trabajadores deben dar lo suyo”, señalaron desde la cartera de Aranguren, considerando que se incrementarán los equipos de perforación y eso significará mayor cantidad de puestos de trabajo, por ende, “ganan todos”, indicaron.

Lo que se busca es llegar a un acuerdo de productividad laboral y competitividad de los costos, idéntica fórmula aplicada para Neuquén, aunque advierten que en Santa Cruz sólo sería para la producción no convencional y no para todo tipo de producción, como pasó con la otra provincia patagónica.

En la Cuenca Austral, donde subsisten dos sindicatos de base además del Jerárquico, se cree que se podría avanzar en este acuerdo, toda vez que ya se han logrado otros acuerdos de productividad con empresas como Roch, para la extracción convencional, que han permitido que hoy la operadora esté trabajando a pleno en sus yacimientos santacruceños.

Fuente: La Opinión Austral