RAWSON (ADNSUR) - El Consejo Provincial de ATE y las seccionales que la integran emitieron un duro comunicado en el que proponen “la urgente constitución en la Legislatura de una Comisión que defina una política tributaria que implique una profunda reforma y actualización tributaria progresiva. Los empresarios de la patria contratista deben devolver lo que se robaron. El canon pesquero debe ser exigido”, dispararon. En otro tramo del texto, solicitan que  “el Poder Judicial exprese a través de su máximo tribunal cuál es su aporte concreto a la situación de crisis”.


Pero el punto más saliente es la exigencia que “se informe a la comunidad cual fue el destino de los casi 1000 millones de dólares que ingresaron en el año 2016. Son quince masas salariales de más de 60 mil jubilaciones y haberes de estatales provinciales”, afirmaron.


Asimismo, demandan que “todos los representantes políticos de la Provincia (Gobernador, legisladores, intendentes y concejales) eleven un documento ante el Gobierno Nacional en los tres poderes del Estado (Poder Ejecutivo, Congreso y Suprema Corte), que haga saber la necesidad de un aporte extraordinario (ATN) a fin de poner los sueldos estatales y medio aguinaldo al día”. En tal sentido, dejaron en claro que “rechazamos cualquier propuesta de pago de haberes atrasados en cuotas”.


Finalmente, los representantes gremiales promueven una “recomposición por DNU (Decreto de Necesidad y Urgencia) de los fondos coparticipables que recibimos mensualmente”.


“Chubut atraviesa la crisis más grave de su historia por los gobiernos de turno, la corrupción y la pandemia”


En sus fundamentos, señalaron “el Estado Chubutense atraviesa desde hace tres años la crisis económica y financiera más grave de su historia, consecuencia de las políticas de los gobiernos de turno, la corrupción de la última década, a lo cual se agrega la pandemia”.


“Sueldos atrasados de trabajadores/as estatales y jubilados/as, desempleo creciente y reducción salarial del sector privado, cierre de fábricas y comercios, etc. confirman la incapacidad de quienes han sido elegidos para administrar el Estado tanto provincial como nacional”, agregaron. 


“Pero a las y los chubutenses nos cabe analizar en profundidad las causales propias, aquellas sobre las que podemos accionar y de las cuales somos actores, con distintos grados de responsabilidad” reconocieron. Y continuaron “Causas que se enraízan profundamente en la reciente historia chubutense: una clase política que se fagocitó en los 90 al gobierno de Néstor Perl, sólo para generar luego un ajuste feroz en el Estado que lo pagamos los laburantes. Leyes de emergencia, congelamiento salarial, personal en disponibilidad, intervenciones en el área de salud, educación, etc”.


“Le siguió un gobierno que despilfarró, sin transformar la matriz productiva, un presupuesto adicional, producto del juicio llevado adelante por regalías mal liquidadas. La continuidad de esas políticas llevó a la administración siguiente, del mismo signo político, a proponer la mega-minería como solución, aberración que ha generado una de las mayores gestas populares de nuestra amada provincia”, sentenciaron. 


“Las últimas 3 gestiones llevaron adelante un endeudamiento irracional”


En su enfoque más cercano en el tiempo, los representantes gremiales comprendieron que “Chubut vivió una expansión de la obra pública y puso al día un estado en ese momento raquítico. No pensaron en generar una nueva economía y se “olvidaron” de recaudar, haciéndose presente, en gestiones de distinto signo, el que parece ser la fuerza política dominante: El Partido de la Deuda. Las últimas tres gestiones llevaron adelante un endeudamiento irracional, a tasas muy altas, en dólares y hasta garantizando el pago con una de nuestras más preciadas fuentes de recursos “las regalías”.


“Mientras tanto, se practicó una irresponsable demagogia impositiva, generando excepciones y ausencia de control sobre la recaudación, especialmente en sectores concentrados de la economía que tienen beneficios del primer mundo a costa de nuestros Bienes Comunes (recursos naturales le llaman los que se llevan las ganancias) y del trabajo de las y los chubutenses. También brillaron por ausencia los organismos de contralor, hasta incluso los que habían sido creados recientemente”, denunciaron.

“El Estado y los trabajadores creamos riqueza”


“¿Por qué entonces los estatales no podemos cobrar nuestros sueldos? ¿Por qué no podemos construir un destino digno para todas y todos los chubutenses?” se preguntaron. En tal sentido, indicaron “se dirá que esa riqueza se crea a partir de determinadas actividades, por ejemplo, el petróleo, etc. Pero bien, esa actividad extractiva y las personas que participan de la misma, como cualquier actividad privada, necesitan caminos, energía, escuelas, hospitales, servicio de justicia, ministerios de distintas áreas que sostengan todo lo necesario. El Estado y sus trabajadores/as creamos riqueza”. 


“En el PBI estamos entre los primeros rubros creadores de riqueza. Todo esto nos obliga a replantearnos seriamente la realidad histórica y también el presente chubutense, el cual parece atravesado por el más patético “kioskismo” desde casi todas las dirigencias políticas: funcionarios del gobierno, diputados provinciales legisladores nacionales, funcionarios judiciales y quienes integran la oposición de turno”, concluyeron los dirigentes sindicales en el retrato de la situación actual de la provincia.

ATE le reclama al Gobierno sobre el dinero que recibió en el 2016 porque equivale a 15 masas salariales actuales
ATE le reclama al Gobierno sobre el dinero que recibió en el 2016 porque equivale a 15 masas salariales actuales
ATE le reclama al Gobierno sobre el dinero que recibió en el 2016 porque equivale a 15 masas salariales actuales