RÍO GALLEGOS - Desde ayer Santa Cruz tiene nueva gobernadora. Alicia Kirchner juró ante un gimnasio colmado de militancia, invitados especiales y, particularmente, lo que ella más enfatizó, su familia, hijas, nieto y la presidenta (mc) Cristina Fernández de Kirchner, que despertó una ovación al momento de ingresar, apenas un par de minutos antes que lo hicieran Alicia y Pablo González.

Cristina ingresó acompañada por sus dos hijos Florencia y el diputado nacional Máximo Kirchner, como también por el gobernador Daniel Peralta que se sentó a su lado y estuvo en toda la ceremonia. El primero en hablar fue Pablo González, que asumió la conducción de la asamblea legislativa, constituida en el gimnasio del Instituto María Auxiliadora para cumplimentar la jura de la fórmula gobernante.

González primero se dirigió a Cristina a la que llamó presidenta y agregó “para mí siempre será mi presidenta” y sostuvo “hoy está de vuelta en casa, acá con nosotros” enfatizó, y sacó un cerrado aplauso de los presentes. Reconoció también a Carlos Zannini y la presencia del gobernador saliente, Daniel Peralta.  “Tengo una profunda y enorme emoción, pero quiero decirle a nuestra presidenta, a esta ciudadana argentina, que estamos muy orgullosos de estar acá”.

Dando por constituido el recinto, lo primero que se realizó, luego de tomar asistencia a los diputados presentes (fueron 22), juró Pablo González como vicegobernador, agregando al juramento de ley que lo hacía “por la memoria de Néstor Kirchner”.

Acto seguido leyó su juramento Alicia Kirchner, quién afirmo “yo Alicia Margarita Kirchner juro por Dios, la Patria y por Néstor…”.

De inmediato hicieron su jura los integrantes al Consejo de la Magistratura: el electo Roque Ocampo y el representante por la Legislatura, Matías Bessi. Y los siete ministros, además de la nueva fiscal de Estado, Angelina Abonna.

UNA CRUDA REALIDAD

“Me toca hoy como le tocó a Néstor Kirchner aquel 10 de diciembre de 1991 estar al frente de ella, esta responsabilidad y quiero compartirla con ustedes porque el desafío es lograr que de una vez por todas en Santa Cruz haya crecimiento, que su potencialidad empiece a desarrollarse” comenzó diciendo Alicia Kirchner y remarcó que “la producción y la industria deben generar empleo genuino ante un modelo agotado que no nos permite crecer y que es el practicado en los últimos años, el del empleo público”. 

“Hoy los ingresos de Santa Cruz se ven superados ampliamente por la masa salarial destinada a sus empleados y jubilados, tengo un profundo respeto por los trabajadores del Estado, soy una de ellos a los que vamos a cuidar y calificar para que tengan acceso a oportunidades y puedan responder a los nuevos desafíos que desde lo institucional el crecimiento exige”. 

“Este modelo no da más, no es esta la Santa Cruz que queremos, está quebrada en sus finanzas, en estos cuatro años hay que generar empleo de acuerdo al perfil productivo de cada región de la provincia generando el valor agregado de los productos en nuestras tierras”, y enfatizó en que el Estado “debe recuperar su rol activo promotor, regulador y de control superando las asimetrías regionales”. 

Aclaró que “la conducción de la provincia implica un equilibrio entre derechos y obligaciones de todos los sectores, haciendo eje en la política puesta al servicio del bien común”. 

Planteó que se debe organizar el Estado, fortalecer la educación, recuperar el sistema de salud pública, tener mayor prevención y logística para la seguridad ciudadana.

“No creo en otra fuerza que no sea el trabajo, no van a encontrar en mi demagogia ni tampoco magia, Santa Cruz no la está pasando bien, hay angustia, pero siento en este momento que tenemos la fuerza de los que no bajan los brazos”. Y enfatizó que pretende dejar al término de su mandato “una provincia sustentable, lista en su infraestructura para despegar definitivamente y no como hoy, sujeta a variables que la hacen dependiente del poder central”.

“Sin pretender hacer ningún tipo de calificación” indicó, Alicia reiteró que “ustedes saben que las arcas provinciales están quebradas y lo único que esperaban resignados a que les llegue el sueldo a fin de mes”, y sostuvo que “no puede ser que los ingresos sean menores a lo que se paga en sueldos, voy a proteger a los trabajadores, pero sé también que lo que se necesita es organización y no ajuste”.

“No les vengo a prometer una solución enseguida porque sería mentirles, pero sí les prometo que me encontrarán en primera fila para construir, quiero ser responsable como lo he sido toda mi vida, no quiero más una provincia dependiente, aunque obviamente al principio tendré esa dependencia del Gobierno Nacional, esperando que el nuevo presidente Mauricio Macri nos siga asistiendo como lo hicieron en su momento todos los meses Néstor y Cristina, hasta que progresivamente salgamos solos” señaló Alicia Kirchner e inmediatamente después enfatizó su creencia de que “vamos a vencer la resignación y los dolores”.

 “Vengo a gobernar, no a gerenciar, con convicción, con firmeza y también con amor, por eso los convoco a encontrar las coincidencias. Estamos para escuchar a todos y a todas, pero hay que hacerlo de manera responsable, y ponerlo en práctica todos los días” sostuvo y agregó “hay motivos que nos deben unir, unidad para gobernar, sólo dividen los que quieren reinar”.

 “Hoy nuestra caja (de Previsión) está en rojo y exige de todos nosotros la madurez para defenderla con carácter solidario y sostenible, no vengo a calentar sillas o sillones, sí vengo a decirles que no todo va a ser fácil. Ustedes saben, tendremos dificultades, pero progresivamente serán vencidas si hay madurez entre todos los sectores”.

 “Como Néstor que les pidió a los argentinos reconstruir nuestra propia identidad como pueblo y nación quiero proponerles reconstruir Santa Cruz, con unidad desde nuestro esfuerzo, con derechos, pero también con obligaciones, que nadie quede afuera como lo quería él”. Y agregó “estamos frente a un laberinto, para salir de él se necesita coraje, coherencia, racionalidad, romper el inmovilismo, pero también sabemos que los laberintos siempre tienen una salida. Quiero junto a ustedes, encontrarle la salida para avanzar y no retroceder nunca más, llámenle sueño, llámenle utopía, yo lo llamo recuperar nuestras banderas soberanas, nuestra identidad santacruceña”. 

Fuente: La Opinión Austral 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!