CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, se refirió a la posibilidad de que Evo Morales llegue al país después del 10 de diciembre en calidad de asilado político, como se encuentra desde hace dos días en México.

“El día que llegue a la presidencia será un orgullo recibir a Evo Morales en la Argentina, a él y a Álvaro García Linera”, destacó Fernández durante una conferencia de prensa en la que estuvo acompañado por el diputado nacional Sergio Massa. Y agregó: “Argentina es casa de todos los bolivianos, así que encantados de recibirlos".

Fernández consideró que "hay una crisis institucional muy seria en Bolivia por unas elecciones que se frustraron llamadas por Evo (Morales); hay un Chile revolucionado que demanda más igualdad social, hay un Ecuador demandando más igualdad social, pueden ser demandas progresistas. Estamos en un continente que está revisando este tiempo; hay que estar atentos", expresó.

En declaraciones publicadas por Infobae, dijo que "tenemos que preservar la institucionalidad; cuando la democracia está en crisis se resuelve con más democracias, no con menos. Lo único que queremos es que cada pueblo resuelva su destino con el voto y sin presiones”.

En el marco de un encuentro en Montevideo con el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, manifestó que tienen “muchas cosas en común, como la mirada sobre la política. Me dio la alegría de confirmarme que me va a acompañar el 10 de diciembre y vamos a trabajar todos juntos durante el tiempo que nos queda". 

Sobre los comicios en Uruguay, Fernández expresó: “Trato de ser cuidadoso. No quiero que sientan los uruguayos que me meto en su decisión. Sólo digo el respeto que me despiertan estos dirigentes. No hay ninguna posibilidad de tener un mal vínculo entre Argentina y Uruguay -aseguró-; estamos obligados a tener el mejor vinculo, en cualquier hipótesis (de gane quien gane) que sea la decisión del pueblo uruguayo. Estoy obligado a llevarme bien con quien sea el presidente electo”, finalizó.